COLP_106695.jpg
Martín Santos - Archivo Colprensa
20 Abr 2018 05:28 AM

Martín Santos cuestiona que un candidato quiera meter preso "al que se fume un porro"

El hijo del presidente Santos volvió a generar polémica en desarrollo de la actual contienda electoral.

Una vez más Martín Santos, hijo del presidente Juan Manuel Santos, volvió a levantar ampolla por sus intervenciones en la actual contienda electoral.

Al hecho de que hace sólo unas semanas el primogénito de la familia presidencial señaló que “nadie más manipulable que quien se deja pintar el pelo y permite maquillar estudios en hoja de vida para aparentar más experiencia”, hoy le sumó que cuestionara la propuesta uribista de abolir la dosis mínima.

(Lea: Las pullas de Martín Santos a un candidato presidencial)

 
“Mientras en EE.UU. es legal la marihuana recreacional, el candidato ‘de los jóvenes y el progreso’ quiere meter preso al que se fume un porro”, aseguró.

Sin mencionar a nadie en concreto, el mensaje enviado por Santos es contra Iván Duque, quien dice que hay dentro de los traficantes de droga los que se hacen pasar por consumidores.

Además, horas antes había arremetido contra Duque al señalar que votar por él, es hacerlo por Alejandro Ordóñez.

Yo no estoy de acuerdo con la legalización de la droga en Colombia”, ha manifestado en reiteradas ocasiones Duque.

Al respecto, ha señalado que es necesario pensar en la alternativa de regresar a la sanción de la dosis mínima. De hecho, en desarrollo de la campaña, dijo que en su política de lucha frontal contra el microtráfico y el consumo, es claro que la droga “está matando” a la juventud colombiana.

Vale recordar que ha sido el propio expresidente Álvaro Uribe Vélez quien desde su primer mandato (2002) ha insistido en la necesidad de hacer una profunda reforma para penalizar el porte y consumo de la dosis mínima en Colombia.

De hecho, en 2009, casi en el último año de su reelección, Uribe logró que las mayorías en el Congreso aprobaran un proyecto que solo habilitaba el porte de la dosis personal para el consumo con prescripción médica.

Aún así, a través de no menos de cinco decisiones la Corte Suprema de Justicia se ha advertido que la dosis personal sigue en firme en Colombia.