elecciones_AFP-1.jpg
Imagen de referencia de AFP
27 Mar 2018 04:56 PM

Las cuestionadas alianzas de Quinto Guerra para llegar a la Alcaldía de Cartagena

El candidato conservador, Quinto Guerra, ha logrado el mayor número de alianzas con congresistas de Bolívar, algunos de ellos tienen cuestionamientos e investigaciones pendientes.

Una vez se conocieron los resultados de las elecciones legislativas y la nueva configuración del Congreso de la República, empezaron las alianzas de algunos senadores y representantes con el candidato conservador, Quinto Guerra, independientemente de las distancias ideológicas que pudieran tener las colectividades políticas; los partidos Liberal, Cambio Radical y La U se adhirieron al exconcejal por considerarlo la mejor opción.

El primero en hacerlo fue Lidio García Turbay, senador liberal con la más baja actividad legislativa con menos ponencias y proyectos de ley, según el informe sobre la actividad legislativa de los Congresistas de Bolívar de Funcicar.

El congresista también tiene investigaciones en la Corte Suprema de Justicia por presuntos nexos con el frente José Pablo Díaz, de las Autodefensas Unidas de Colombia.

También se sumó el representante a la cámara de ese partido, Silvio Carrasquilla, recordado por preferir la biblia antes que la constitución, aunque tuvo una actividad legislativa promedio en el Congreso. Según Funcicar, el 38,5% de los proyectos de ley que propuso en las pasadas legislaturas fueron archivados y el 30,8% fueron retirados.

La alianza programática entre Quinto Guerra y los liberales estaría enfocada en la creación de una nueva institucionalidad encargada de asuntos de seguridad y la realización de los juegos nacionales, aunque también supone un respaldo con el actual gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, que pertenece a esa colectividad.

Para Alejandra López, directora de conocimiento de Funcicar, las adhesiones de partidos políticos son un escenario natural previo a este tipo de elecciones. “Sin embargo, no podemos perder de vista dos situaciones, lo primero es que se supone que pertenecen a ideologías opuestas, y la gran crisis de gobierno no da tregua para poner las alianzas netamente electorales por encima de las acciones colectivas”.

De acuerdo con López, estas alianzas tendrían legitimidad si los ciudadanos conocen ‘las banderas programáticas’ que llevaron a la unión de partidos pese a sus diferencias “cuales serán esos indicadores negativos que se van a reducir, cuál será su postura frente a temas cruciales, hoy más que nunca necesitamos. Alianzas multiactores pero con compromisos concretos”.

Al conservador Quinto Guerra también se sumó los representantes de Cambio Radical, Hernando Padauí, del cual 50% de sus iniciativas fueron archivadas y un solo proyecto fue aprobado, y Karen Cure, con el 76,9% de sus proyectos de ley archivados y ninguno aprobado.

Su fortín electoral está en Magangué, municipio del sur de Bolívar.

Finalmente, también se adhirió Alonso Del Río, representante a la Cámara por Partido de la U y el congresista más destacado para Bolívar con dos aprobaciones de proyectos de ley, aunque el 42,1% de sus iniciativas no prosperaron, según el informe de Funcicar. También es vinculado a los García Zuccardi, la casa política más poderosa del departamento y también con investigaciones pendientes en la Corte Suprema por presuntos nexos con paramilitares.

De acuerdo con el informe de Funcicar, los congresistas de Bolívar durante la pasada legislatura lograron gestionar para el Distrito de Cartagena el monto de 100 mil millones de pesos, una cifra muy inferior a la que lograron senadores y representantes de otros departamentos.