El uso de pólvora en Colombia sigue dejando como víctimas principalmente a los niños.
La gobernadora de Valle del Cauca, le exigió a los alcaldes que expidan el decreto para prohibir la venta de polvorá
Colprensa
25 Jul 2018 03:53 PM

El proyecto de los mockusianos para acabar definitivamente con la pólvora en Colombia

El exalcalde fue quien impuso esa medida en Bogotá en su primer mandato en la capital. 
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

Fue el entonces alcalde de Bogotá, Antanas Mockus, quien en su primer periodo como mandatario de la capital (1995-1998) decretó que no podía continuar el uso indiscriminado de la pólvora en la ciudad. 

Mockus, en ese momento, estableció que la pólvora era ilegal en la capital en su fabricación y comercialización, y desde entonces se mantiene vigente esa medida, una iniciativa que fue copiada positivamente en varias ciudades y municipios del país

Dicha determinación, que en ese momento resultó ser impopular, evidenció una rotunda reducción en las cifras de números de quedamos con pólvora (niños principalmente) y de enfermedades respiratorias por el humo de ese producto. 

Hoy, con una bancada importante en el Senado y la Cámara de Representantes, los discípulos de Antanas Mockus –quien también está en el Congreso– han emprendido una nueva cruzada por erradicar del país definitivamente el uso de la pólvora

Fue la mockusiana Katherine Miranda, representante a la Cámara por Bogotá, quien presentó el proyecto de ley para restringir el uso de la pólvora en toda Colombia. 

"Radicamos un proyecto muy importante para la vida y la piel de los niños en Colombia que está encaminado a prohibir el uso y la comercialización de la pólvora en categorías uno y dos", señaló la congresista. 

Esta prohibición llevaría a que se acaben las chispitas mariposa, voladores y volcanes, principales productos que generan quemados en diferentes celebraciones. 

"La idea es darles ese regalo a los colombianos y a nuestros niños para que este diciembre ya el país se encuentre libre de pólvora", manifestó. 

El proyecto, sin embargo, no acaba con la pólvora definitivamente. El objetivo es mantener ese producto, pero para uso exclusivo de los expertos. 

En ciudades como Medellín aún en la tradicional alborada, día en que se marca el inicio de la celebración de la Navidad, hay decenas de quemados con pólvora. 

Fuente
Sistema Integrado Digital