31 Mayo 2018 11:02 AM

De la Calle anuncia que votará en blanco

El exministro se apartó de la decisión del Partido Liberal de acompañar a Iván Duque en segunda vuelta.
Germán
Espejo

El excandidato presidencial del Partido Liberal, Humberto De la Calle Lombana, anunció este jueves que votará en blanco en la segunda vuelta presidencial.

Al igual que Sergio Fajardo, De la Calle no se sumó a la candidatura de Iván Duque pese a que el Partido Liberal se unió a la campaña del Centro Democrático.

Me preguntan hoy, después del respaldo del director del Partido Liberal a la candidatura de Iván Duque, si voy a acompañar esa decisión. Mi respuesta es No, en mi caso votaré en blanco. Es lo que dicta mi conciencia”, sostuvo.

A juicio de De la Calle, las dos opciones –Gustavo Petro e Iván Duque– le parecen óptimas para los electores colombianos.

Votar en blanco es simplemente una decisión coherente con mis afirmaciones anteriores”, señaló el exministro.

Dijo además que la decisión del liberalismo de acompañar a Iván Duque no le compete y “no es sorpresa”.

Como lo señalé, estaré presente en la vida pública en torno a la paz y a la Constitución. Lo haré desde la sociedad civil. Después de un breve descanso en los alrededores de Bogotá, trabajaré sin pausa allí donde me corresponda en promoción de las ideas que he defendido”, aseguró.

Finalmente dijo que su “estrella polar” será la paz donde también luchará contra la inequidad y la limpieza del sistema político.
 

Horas antes había sido Sergio Fajardo, el candidato de la Coalición Colombia, quien anunció que no acompañará ni a Petro ni a Duque en la segunda vuelta.  

"Yo, Sergio Fajardo, voy a votar en blanco. En la campaña dije una y otra vez que ni Duque ni Petro, y no lo hice como una artimaña estratégica. Lo dije porque pienso que ninguno de los dos representa lo que nosotros queremos para Colombia", dijo Fajardo en un comunicado.

Lo cierto es que el voto en blanco –en la segunda vuelta– pasa a ser una figura simbólica porque uno de los dos será el presidente pese a que la mitad más uno de los ciudadanos voten en blanco. Esa figura sólo opera en la primera vuelta.