¿Aplica la silla vacía para partido de las Farc por caso Jesús Santrich?

El candidato presidencial Germán Vargas Lleras abrió el debate sobre la posibilidad de que el partido de la desmovilizada guerrilla pierda una curul en el Congreso.

El caso de presunto narcotráfico de Jesús Santrich y su captura abrió un debate muy profundo sobre la llegada del partido de las Farc al Congreso: la aplicación de la figura de la Silla Vacía.

Fue el candidato presidencial Germán Vargas Lleras quien advirtió que las Farc de las diez curules que se acordó les serían otorgadas como producto del Acuerdo Final de Paz, perderían una como consecuencia de los posibles delitos cometidos por Santrich.

Vargas Lleras dijo que debe proceder la Silla Vacía que rige para todos sin excepción y el Partido de las Farc no podría remplazar la curul.

Además señaló que las normas establecidas son muy claras y si a Jesús Santrich se le comprueba que cometió delitos después de diciembre de 2016, perderá los beneficios contemplados en el Acuerdo de Paz, incluida el de la no extradición.

“Esto es cumpliendo y cumpliendo, el Acuerdo de Paz preveía que los beneficios solo cobijarían a los delitos que se hubieran cometido antes del mes de diciembre de 2016 y si se establece que esos nuevos delitos se cometieron en el segundo semestre de 2017 se pierden los beneficios, aun el de la no extradición y los responsables deben ir a la justicia ordinaria”, enfatizó.

El candidato explicó que así las cosas quedan en manos de la Fiscalía General de la Nación y la Corte Suprema de Justicia valorar el momento en que se cometieron esos supuestos delitos y la pertinencia que fue enviada por las autoridades norteamericanas.

Sin embargo, algunos consideran que las cinco curules prometidas para las Farc en la Cámara -un de las cuales sería ocupada por Santrich- deben mantenerse porque existe un compromiso de Estado que así lo estipula.

Este debate jurídico deberá resolverse en las próximas semanas cuando el Consejo Nacional Electoral comience a entregar las credenciales de los nuevos parlamentarios, que deberán posesionarse el 20 de Julio, día de inicio del nuevo Congreso.