Ataque con granada atribuido a disidencias de Farc deja una niña de 4 años muerta

Foto: AFP (Referencia).

El hecho ocurrió en Ituango, Antioquia, donde habían aparecido grafitis amenazantes.

Repudio y dolor generó el ataque terrorista atribuido a presuntas disidencias de los frentes 18 y 36 de las Farc en el norte de Antioquia. Según las primeras informaciones, los delincuentes lanzaron una granada de fragmentación contra una vivienda en el municipio de Ituango, con el fin de atentar contra presuntos integrantes del Clan del Golfo, con el fatal desenlace donde una niña de 3 años de edad perdió la vida.

El coronel Javier Castro, comandante operativo de la Policía en Antioquia, aseguró que el ataque habría sido coordinado por alias Cabuyo, presunto líder de las disidencias de las Farc en esa región. El atentado cobró la vida de la niña Michel Dayana Giraldo, quien pese a ser remitida a un hospital, falleció por la gravedad de las heridas.

Desconocidos lanzaron la granada de fragmentación y realizaron varios disparos contra una vivienda donde al parecer reside alias Shakiro, supuesto integrante del Clan del Golfo, ahí resultó gravemente herida una niña de 4 años pero lamentablemente falleció“.

El oficial aseguró que el Ejército y la Policía realizan un plan candado en la región, para evitar que los delincuentes escapen de la zona, pues según información de los habitantes los criminales se estarían escondiendo en viviendas del municipio.

El mismo gobernador de Antioquia, Luis Pérez, confirmó que estas disidencias pintaron grafitis con mensajes alusivos a estos dos frentes de las Farc en el municipio de Ituango. Las comunidades alertaron que lo mismo sucedió en Briceño y Yarumal, donde varias viviendas fueron pintadas con mensajes como “Frente 36 y 18 de las Farc, Viven” o “muerte a los paramilitares“.

Luis Pérez afirmó que “Cabuyo era jefe del frente 36 de las Farc, marcó las paredes hablando del frente 36 en Ituango, tiene tantos recursos y tanto armamento que se unió con Carnitas, jefe del Frente 18. Quieren cobrar extorsiones a todo lo que circula en la zona“.

El otro objetivo de la presunta unión entre los dos jefes de las disidencias de las Farc en Antioquia sería cobrarle una “vacuna” al narcotráfico, por lo que hombres armados estarían cobrando dinero para permitir la movilización de la pasta de cocaína. Dicho sector es un corredor montañoso estratégico que da salida hacia el mar del Urabá, por donde los criminales exportan la droga hacia México y Estados Unidos.