Vía Bogotá – Girardot, con restricciones en inmediaciones de Melgar

Foto: La vía que de Bogotá conduce a Girardot, en el sector de Melgar / LA FM

Las lluvias que se han registrado en las últimas horas han ocasionado derrumbes en el sector de la Variante de Melgar y hay paso a un carril en la Gran Curva.

En las últimas horas las fuertes lluvias que se generan en esta zona del país han llevado a que las autoridades realicen cierres preventivos en diferentes tramos de la doble calzada Bogotá – Girardot, una de las más transitadas para esta época.

Accidente en Boquerón

Las autoridades reportan trancones en el sector de Boquerón, conocido como “La Nariz del Diablo” donde el choque entre dos vehículos ha generando retrasos para los viajeros que a esta hora se desplazan en sentido Bogotá-Girardot.

Cierre Variante Melgar

Este tramo se encuentra cerrado en su totalidad debido a las fuertes lluvias que se han registrado en las últimas horas, ocasionado derrumbes que por fortuna no han afectado ningún vehículo, sin embargo, de manera preventiva, la concesión Vía 40 Express, a cargo de la doble calzada Bogotá – Girardot, han cerrado el paso vehicular. La ruta alterna es ingresar por el municipio de Melgar.

Paso restringido en La Gran Curva

Este cierre se presenta en el kilómetro 15 en sentido Bogotá-Girardot. La concesión ha decidido inhabilitar el paso de manera preventiva y han acondicionado un contraflujo en sentido Girardot-Bogotá para agilizar el paso. El cierre se mantendrá por varios días, debido a que se siguen adelantando labores para estabilizar el terreno.

Seguridad en las vías de Cundinamarca

Un dispositivo con 6.000 hombres y mujeres de la Policía de Cundinamarca acompañarán las actividades de la Semana Santa en los 116 municipios del departamento.

“Hemos dispuesto de 1.131 efectivos de la Policía para acompañar los 12 ejes viales, con el fin de monitorear la movilidad en los principales corredores del departamento. Contamos con apoyo de 141 motocicletas para regular el tránsito vehicular, además de 35 carros-taller para atender inconvenientes mecánicos de los viajeros, tres buses interactivos con campañas de prevención de la accidentalidad, un helicóptero para realizar vigilancia desde el aire, 12 grúas y controles permanentes de alcoholemia y alcosensores”, explicó el coronel Edwin Chavarro, comandante de la Policía de Cundinamarca.

En sitios turísticos, 286 policías distribuidos en 15 puntos estratégicos estarán presentes junto a 2.140 hombres del Modelo Nacional de Vigilancia comunitaria por cuadrantes, para realizar labores de seguridad de las zonas residenciales de todo el territorio cundinamarqués, además de 1.500 uniformados que acompañarán las celebraciones religiosas, especialmente en los municipios de Zipaquirá, Facatativá, Chía, Soacha, Girardot y Fusagasugá, completando un equipo de cerca de 4.000 personas.

Por su parte, la Brigada XIII del Ejército Nacional activó un dispositivo con 6.000 héroes de la patria que adelantan labores de vigilancia sobre los principales ejes viales; así como en áreas periféricas realizando patrullajes de control militar en la parte alta de las carreteras para prevenir cualquier situación irregular.

Además, los soldados multimisión adelantan diversas campañas con el objetivo de proteger el medio ambiente, haciendo un llamado a los habitantes y visitantes para que no utilicen elementos de origen natural durante las conmemoraciones de la Semana Mayor y contribuyan a la conservación de la Palma de Cera.

Ante cualquier situación irregular o de emergencia comuníquese a la línea de atención de emergencias 123, desde su teléfono móvil al #767 para conocer el estado de las vías o en caso de requerir algún tipo de información durante su viaje, a la línea 165 para contactarse con el Grupo de Acción Unificada para la Libertad Personal (Gaula) y 147 para reportar cualquier irregularidad al Ejército Nacional.