Periodista denuncia haber sido discriminada en evento académico de universidad en Bogotá

Foto: La comunicadora Kendry Serrano - Cortesía

Kendry Serrano, una comunicadora afrodescendiente, dijo que trataron de culparla de un robo sin alguna razón lógica.

Un hecho de discriminación fue denunciado este miércoles por una periodista de la agencia Colprensa. Se trata de la comunicadora Kendry Serrano quien alegó haber sido acosada por el equipo de seguridad de la Universidad del Rosario en un evento académico adelantado el martes con varios candidatos presidenciales y jefes de los órganos de control.

De acuerdo a la comunicadora, mientras se desarrollaba el evento de manera “abusiva, ofensiva y discriminatoria”, el equipo de seguridad sugirió que ella era la presunta responsable de un robo registrado durante el evento.

Mientras se encontraban en un panel, la maleta de uno de los expositores fue hurtada y el equipo de seguridad señaló directamente a la periodista como la posible responsable del hurto.

Kendry Serrano dijo aunque a su alrededor se encontraban más personas, fue señalada sólo ella como directa responsable de este hecho sin alguna explicación lógica. De inmediato, de acuerdo a su relató, se percató que por ser la única afrodescendiente y de la Costa Caribe, en el lugar fue tachada de ladrona.

Dijo además que aunque entró al evento de manera correcta y sin violar ninguna norma, fue culpada de haber ingresado ilícitamente. Y aunque mostró que pertenecía a Colprensa y tenía carné de la misma Universidad del Rosario –pues estudió una maestría en dicho claustro– también la señalaban de haber falsificado sus credenciales.

Los miembros del equipo de seguridad quisieron obligar a la periodista a que les mostrara sus pertenencias a lo cual lógicamente se negó porque estaban usurpando funciones de la Policía. “Les dije que me trajeran a la Policía porque ningún civil puede requisar así a cualquier persona, mucho menos cuando te están señalando de haber robado algo… siempre les pedí la presencia de la Policía”, insistió.

La razón del equipo de seguridad para inculpar a la periodista fue que ella tenía en su poder dos maletines. Uno era de ella y otro la de la reportera gráfica que le acompañaba en el cubrimiento del evento y estaba sacando el registro del panel. Tras el arribo de la fotógrafa al lugar de los hechos se evidenció y certificó por todos que la versión de la periodista era la correcta y cesó el acoso en su contra.

La mañana de este miércoles, la oficina de comunicaciones de la Universidad se comunicó con Kendry Serrano para expresarle sus disculpas por lo sucedido y lógicamente para manifestarle que esto no debió darse jamás.

Además, en la tarde de la rectoría de la universidad fue enviado un correo para la comunicadora ofreciéndole las excusas del caso.