Néstor Raúl Correa, secretario ejecutivo de la JEP, renunció a su cargo

Foto: Néstor Raúl Correa / Colprensa.

Correa se posesionó en el cargo el 11 de febrero del 2017.

Este martes, el secretario ejecutivo de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), Néstor Raúl Correa, presentó su carta de renuncia. En la misiva indicó que estará en el cargo hasta el próximo 30 de abril. 

Fuentes cercanas indicaron a LA FM y RCN Radio que Correa se reunió con los funcionarios del nuevo sistema de justicia para manifestarles su decisión. En el encuentro les dijo que estará en el cargo hasta el próximo 30 de abril.

En la conversación que sostuvo con sus colaboradores, aseguró que su labor ya había concluido y “que al cambiar el sistema de gobierno de la JEP, él debía hacerse a un lado“.

En los últimos días, el contralor general, Edgardo Maya Villazón, le había solicitado formalmente a la JEP un informe sobre la ejecución de los recursos que le entregaron los Gobiernos de Noruega, Suecia y Suiza para los proyectos establecidos para el posconflicto.

Correa se posesionó en el cargo el 11 de febrero del 2017. Su elección fue adelantada por un comité de las Naciones Unidas. Su llegada a la jurisdicción especial no fue ajena a cuestionamientos y críticas por parte de varios sectores políticos y representantes de las víctimas del conflicto armado.

Néstor Raúl Correa había llamado la atención del Procurador, el Fiscal General y la propia presidencia de la JEP, luego de emitir medidas cautelares” a los archivos del extinto DAS, con el fin de protegerlos para las investigaciones que adelantará la jurisdicción en temas como las chuzadas. Se conoció que los entes de control ya impugnaron esta determinación.

Correa también había sido cuestionado por el alquiler de varios vehículos sin blindaje para los 38 magistrados de la JEP, los cuales fueron arrendados y no comprados para tal fin.

Sobre la denuncia, la Justicia Especial para la Paz respondió a través de un comunicado que la ley prohíbe la compra de los vehículos y que “no existía ni existe aún una disposición legal que incluya a los funcionarios de la JEP, entre aquellos que por razón de su cargo deban contar con esquemas de seguridad predeterminados“.