Más de 2500 personas han sido desplazadas en el mes de enero

Foto: Imagen de referencia de Colprensa

Así lo denunció la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento, CODHES.

La CODHES advirtió sobre un fenómeno que calificó como un etnocidio en el país. Esto ante la situación de desplazamiento masivo y asesinatos a pueblos étnicos afrodescendientes e indígenas en los primeros días del año.

Según la CODHES en los primeros 28 días del año han sido desplazadas 2560 personas; de este grupo, un total de 1616 pertenecen a pueblos étnicos. Los desplazamientos se han presentado en Chocó, Putumayo, Córdoba, Nariño, Antioquia (Bajo Cauca), Boyacá y Buenaventura.

Paola Hurtado, coordinadora de CODHES para los territorios, indicó que los homicidios contra líderes sociales han sido un detonante para los desplazamientos”. De igual forma, señaló que “los estados de confinamiento por parte de grupos armados hacen que las comunidades terminen movilizándose”.

Así mismo, el informe presentado por CODHES, advierte que una de las zonas donde se ha presentado desplazamientos es en el municipio de Pisba, en Boyacá.

“Según la información que tenemos, este desplazamiento se ha dado por amenazas a la población, sumado a la presencia de grupos armados. Creemos que en 10 años no se habían presentado desplazamiento en este lugar”.

La entidad indicó que en los primeros 28 días del mes de enero han sido asesinados 28 líderes sociales, entre ellos tres afrodescendientes y cuatro indígenas, por lo que es claro que se viene presentado un etnocidio.

Ante la situación, la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento hace un llamado a las autoridades y entidades internacionales. “Exhortamos a la comunidad internacional a pronunciarse respecto de estos asesinatos, la continuidad del desplazamiento forzado frente al riesgo de adelantar un proceso electoral en el marco de una masacre contra los liderazgos locales”.