Contraloría descubre irregularidades en el manejo financiero y contable del Senado

Foto: Senado de la República - Colprensa

Según el organismo de control, el Senado no registró, dentro del Balance General de la vigencia 2016, cuentas por pagar por un valor de $6.387 millones.

La Contraloría General de la República descubrió 19 hallazgos administrativos, de los cuales cuatro tienen alcance fiscal por $1.765 millones, tras una auditoría financiera realizada a la Dirección General Administrativa del Senado.

Dicha auditoría, conocida por LA FM, fue realizada en junio del 2017, buscaba evaluar la gestión y el manejo financiero en esta dependencia del Senado.

Según el organismo de control, “el Senado no registró, dentro del Balance General de la vigencia 2016, cuentas por pagar por un valor de $6.387 millones“, entre ellas una a favor del Fondo de Previsión Social del Congreso de la República Fonprecon, por $6.332 millones.

Para la Contraloría, “la anterior situación, evidencia debilidades en el registro contable, ocasionado por la inobservancia de las normas citadas, lo cual genera que la información contable publica no incluya la totalidad de los hechos financieros”.

Otras de las inconsistencias tiene que ver con un manejo, al parecer irregular, de la provisión de contingencias judiciales, es decir, los recursos para enfrentar demandas contra la Corporación.

Según el organismo, esta provisión para contingencias litigios “se encuentra subestimada en $1.332 millones“.

En esta irregularidad, indica la Contraloría, “dado que la entidad guardó silencio, se confirma que la inobservancia de la política de provisión de contingencias judiciales y el no registro contable de todas las contingencias judiciales, afecta la veracidad y razonabilidad de la información financiera del Senado”.

Otra de las inconsistencias halladas por la Contraloría, fue producto de la revisión del balance General de 2016, en el que “se evidencio que no quedaron registradas cuentas por pagar por $351 millones, no obstante que las facturas fueron recibidas por la Sección de Contabilidad el 10 de febrero de 2017“.

“La anterior situación, que se origina con la inobservancia de las normas contables, genera que la información contable pública no incluya la totalidad de los hechos financieros“, señala el organismo de control.

Por último, la Contraloría aclaró que puso en conocimiento del Senado, estas irregularidades halladas en la gestión de la Dirección General Adnministrativa de la Corporación.