Comisión de la Procuraduría vigila en campo situación por derrame de crudo en Santander

Foto: vía @ECOPETROL_SA (Referencia).

Un biólogo, un geólogo, el procurador ambiental de Santander y varios abogados hacen presencia en la zona.

Una comisión especial de la Procuraduría, conformada por un biólogo, un geólogo, el procurador ambiental de Santander y varios abogados, se trasladaron al campo La Lizama de Ecopetrol para verificar la situación ambiental por el derrame de crudo que generó emergencia ambiental.

Desde Bogotá, la Procuraduría también tomó cartas en el asunto y le solicitó a Ecopetrol un informe detallado sobre las medidas preventivas para detener la emergencia. Dicho informe debe explicar si las medidas estaban contenidas en el Plan de Contingencia de Ecopetrol y si han sido suficientes para mitigar y prevenir el impacto ambiental.

Vea también: Han sido recuperadas 1.500 especies (clic aquí).

Fuentes del Ministerio Publico explicaron que además debe contener la relación de las afectaciones a la salud de las comunidades vecinas y de los impactos ambientales al paisaje, los suelos, recursos hídricos y el aire: “expliquen qué labores de rescate de fauna silvestre se están realizando para atender la emergencia“.

La quebrada La Lizama, Caño Muerto en Santander y el río Sogamoso en Boyacá son hasta ahora los afluentes afectados por el derrame de crudo en el pozo La Lizama 158 en Barrancabermeja.

Vea también: “Queremos que Ecopetrol le devuelva la vida al río Sogamoso” (clic aquí).

La Procuraduría también le pidió a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) ordenar la suspensión de las actividades de exploración y explotación en el área, e “iniciar en la zona acciones para atender el incidente que ha afectado gravemente la fauna y la flora, y realizar estudios que determinen la razón técnica y científica de la emanación de crudo“.