ecopetrol-sogamoso.jpg
Las labores de Ecopetrol en el el pozo 158 la Lizama de Barrancabermeja / Foto de @ECOPETROL_SA
26 Abr 2018 03:55 AM

Tras daño ambiental en Barrancabermeja, ONU cree que recuperación tardará un año

Entre tanto, hay una alerta pues se detectó una presión en un pozo inactivo en el corregimiento La Fortuna

Seis expertos de la misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estuvieron en el puerto petrolero, analizando las afectaciones que dejó el derrame de crudo en el campo la Lizama en el corregimiento La Fortuna.

El 2 de marzo del 2018 se presentó un derrame de crudo en el campo la Lizama en Barrancabermeja, hecho que ocasionó afloramiento de crudo y gas impactando gravemente a la comunidad de la zona y al ecosistema; animales, plantas, ríos y quebradas.

Esta catástrofe ambiental duró mes y medio, en el que las autoridades permanecían en alerta para poder sellar el pozo La Lizama 158. Tan fuerte fue la emergencia que de Estados Unidos llegó maquinaria especializada para mermar este daño.

La ONU entregó un informe detallado de los daños que se dieron en el campo 158 del corregimiento La Fortuna en el que se vieron afectados tres afluentes; Caño Muerto, La Lizama y río Sogamoso.

Según Dan Stothart, líder de la misión ONU Medio Ambiente, la recuperación de este daño ambiental tardará aproximadamente un año. La misión estuvo casi dos semanas en el puerto petrolero con presencia de 6 expertos analizando la situación.

"Nos parece que es un proceso de recuperación que se puede dar dentro de un año aproximadamente, se ha hecho un gran trabajo de recuperación en fauna. Es una zona de gran biodiversidad, la respuesta que hemos visto es bastante completa", dijo Stothart.

"Visualmente es muy impactante lo que sucedió, pero es un evento de dimensión media; la cantidad de peces muertos asusta (...) la zona es de gran biodiversidad y por eso el impacto en fauna fue grande pero con procesos naturales se puede recuperar", agregó.

No obstante, persiste una alerta en el puerto petrolero ya que se detectó una presión en un pozo inactivo en el corregimiento La Fortuna, en el que por seguridad niños de una escuela no han asistido a clases.