Tras muerte de María Andrea Cabrera, Fiscalía cuenta con nuevos detalles

Foto: María Andrea Cabrera en el bar donde aparentemente fue intoxicada / Foto de @FernanMartinez

María Carolina Daza, Lina María León y Johanna Cano ya entregaron su versión ante el ente acusador.

Desde el pasado 12 de febrero, la Fiscalía de Bogotá N° 326 de la Unidad de Vida adelanta las entrevistas juramentadas a los jóvenes que acompañaban a Andrea Cabrera, hija del general en retiro del Ejército Fabricio Cabrera, el pasado 4 de febrero, cuando murió en extrañas circunstancias en la capital.

Hasta el momento la Fiscalía ha escuchado a María Carolina Daza y Lina María León, amigas personales de María Andrea Cabrera, y quienes les han indicado a las autoridades las circunstancias en las cuales se reunieron con la joven de 25 años de edad y cómo se produjo su fallecimiento, hechos que hacen parte de las investigaciones de la Fiscalía.

Otra de las personas que ha asistido a la entrevista juramentada es Johanna Cano, quien también ha respondido a las indagaciones de la Fiscalía. A la misma diligencia deben hacer presencia Jaime Esparza, Luis Miguel Flórez, Mauricio Ladino, y un cuarto joven de quien se dice que no es reconocible por parte de las amigas de Andrea Cabrera.

Consulte aquí: Se revelan imágenes y audio de María Andrea Cabrera antes de su muerte

Las declaraciones buscan darle luces a la Fiscalía para establecer si Andrea Cabrera fue intoxicada intencionalmente, que personas están relacionadas con la consecución del fármaco que fue suministrado a la hija del general y cuál era la intención de la persona que suministro el éxtasis a las jóvenes que se vieron afectadas por las metanfetaminas y el licor.

En los próximos días la Fiscalía debe determinar si realiza interrogatorios a las siete personas que estuvieron en el lugar de los hechos y establecer si existen pruebas para posiblemente solicitar una imputación de cargos ante un juez de garantías de Bogotá, a través de diligencias que se realizarían en las siguientes semanas.

De acuerdo con la emisora La W, la joven María Andrea Cabrera se sintió mal y fue trasladada, en principio, a la casa de María Carolina Daza. En medio de su estado le habría reclamado a Luis Miguel Flórez por su repentino cambio de estado de salud. “En el trayecto hacia la casa de Daza, Cabrera le dice a Flórez que se siente muy mal y que cree que ellos les echaron algo en el trago. Daza también le hace el mismo reclamo a Flórez y le dice que se siente muy acelerada. En el testimonio de Daza, ella asegura que ante los reclamos hechos por ella y por su amiga, Flórez solo les responde ‘nada, nene, de pronto solo fue una pepita‘”.

Consulte aquí: El mensaje que envió María Andrea Cabrera el día de su muerte

El general en retiro del Ejército Nacional Fabricio Cabrera habló con varios medios de comunicación sobre la muerte de su hija.

Según dijo, él estuvo con María Andrea Cabrera el viernes y el sábado. Este último día, ella le regaló un gel especial para que lo utilizara en su práctica de ciclismo. Luego, dijo el oficial retirado, ella le informó que iba a salir con sus dos amigas del alma a comer.

“Todo lo que sucedió ese día estaba organizado porque fue entre amigos y personas conocidas”, aseguró el general Fabricio Cabrera, quien indicó que parte de las investigaciones recaen en lo que sucedió una vez ellas salieron de comer del restaurante Primi, en el norte de Bogotá.

De acuerdo con su explicación, fueron a un bar, Mint Social Club, acompañadas de cuatro personas. “No era la primera vez que Andrea salía con ellos”, aseveró, al explicar que una de las personas que los acompañaba era amigo de un exnovio de su hija y entraron en contacto porque ambos se reencontraron en la Universidad de la Sabana, donde ella trabajaba. “No se puede decir que eran amigos”, acotó.

De todas maneras, indicó el oficial retirado del Ejército, no quiere emitir juicios para no entorpecer las investigaciones. “Eso lo está investigando la Fiscalía y el equipo forense de nuestro abogado (Jaime Granados)”, agregó el general retirado Fabricio Cabrera.

Cabrera agregó que “en el bar le dieron algo”, al igual que a sus dos amigas. No obstante, dijo que los galenos le explicaron que su hija murió y sus dos amigas no porque no todos los cuerpos reaccionan de la misma manera. El oficial agregó que“sí hubo ligereza” de la Policía Nacional al decir que su hija murió de manera natural.

“Una de sus amigas está con residuos de lo que le echaron a mi hija, sicológicamente muy afectadas ambas. Dijeron que algo les habían echado, pero esos detalles no los puedo profundizar”, agregó el general retirado, quien dijo que una vez María Andrea Cabrera se sintió mal no fue trasladada de inmediato a un centro médico “porque no se miró la magnitud de lo que estaba sucediendo”.

“Sé que a ella le suministraron algo. Yo conozco a mi hija, sé quién era mi hija, le gustaba la fiesta, pero nada con las drogas”, agregó el general, al hacer énfasis en el dictamen de Medicina Legal que da cuenta de un 0.8 por ciento de licor en el cuerpo de Andrea Cabrera. Finalmente, dijo que no busca volver mediático el caso de su hija sino encontrar la verdad para que se haga justicia.