0c0d6c27-6e3a-4aae-8ecb-a311b17447ee.jpg
Curumaní, Cesar / Suministrada a LA FM
11 Feb 2018 10:17 AM

Ofensiva del ELN en Colombia: peajes dinamitados y dos subversivos muertos

Dos personas muertas dejan acciones registradas en los departamentos del Norte de Santander y Cesar en el segundo día del paro armado de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional.

Al parecer, según el diario La Opinión, las dos personas que murieron iban a colocar explosivos en el puente El Palermo, en el municipio de Bochalema, en Norte de Santander.

La información agrega que en el sector en donde perdieron la vida esas dos personas se encontraron dos cédulas de ciudadanía venezolanas. Las autoridades colombianas investigan si esos documentos pertenecen a los fallecidos.

Además, en un barrido realizado por las autoridades fueron hallados otros explosivos debajo del puente que fueron desactivados por artificieros del Ejército.

Debido a la situación, el Instituto Nacional de Vías (Invías) informó en Twitter que las autoridades cerraron preventivamente la carretera entre Cúcuta y Pamplona, en el departamento de Norte de Santander.

De otro lado, el comandante de la Segunda División del Ejército, el general Jaime Carvajal, informó que dos peajes, uno en Aguachica y otro en Gamarra, en el departamento del Cesar, fueron atacados con explosivos esta madrugada.

El primer hecho se registró en el kilómetro 14 del tramo entre la población cesarense de Aguachica y Ocaña, en Norte de Santander.

El ataque fue perpetrado por dos hombres que llegaron en carro al peaje y ordenaron a los dependientes abandonar la instalación y colocaron la carga explosiva que luego fue detonada.

La segunda acción ocurrió en el kilómetro 8 de la vía entre Gamarra y Aguachica.

En estos ataques no hubo muertos o heridos.

Los dos peajes fueron instalados para financiar la transversal Río de Oro-Gamarra, obra incluida en el contrato entre la Concesionaria Ruta del Sol (Consol) y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), y que está parada desde hace un año por el escándalo de las coimas que pagó en Colombia la multinacional brasileña Odebrecht.

Las acciones contra estas estructuras se suman a una seguidilla de ataques con explosivos en corredores viales del departamento del Cesar ocurridas por parte del ELN que activó cargas explosivas que dañaron un puente y una carretera.

Los dos atentados, uno en el caserío de La Mata, y el otro en la localidad de Curumaní, en la carretera que comunica al interior del país con la costa Atlántica coincidieron con el inicio del "paro armado" anunciado el miércoles pasado por el ELN para presionar al Gobierno a reiniciar los diálogos de paz en Quito.

En los paros armados, la guerrilla suele restringir mediante amenazas el desplazamiento de vehículos por carreteras, la movilidad de las personas y el comercio.

En esta ocasión, el "paro armado" irá desde las 6.00 hora local (11.00 GMT) de este sábado hasta la misma hora del martes 13, según panfletos distribuidos por esa guerrilla.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo  que "va a ser muy difícil" reanudar los diálogos de paz con el ELN si ese grupo no muestra coherencia entre sus acciones y sus palabras.

Aseguró que el ELN no tiene capacidad de dar golpes militares y que solamente puede cometer "actos de terrorismo", de los que dijo afectan a la "población civil y al medio ambiente que dicen defender".

Las negociaciones de paz entre el Gobierno colombiano y el ELN están paralizadas desde el pasado 10 de enero, tras una escalada de ataques perpetrados por esa guerrilla.

De otro lado, varios hombres armados interceptaron una mula que se movilizaba por la vía Valdivia – Tarazá, en Antioquia, y que conduce a la Costa Atlántica. Intimidaron al conductor para que se bajara y posteriormente prendieron fuego al vehículo, entre el sector La Habana y Socorro.

El alcalde de Valdivia, Jonás Darío Henao Cardona, confirmó que en la zona hay gran injerencia del ELN y su accionar criminal ha aumentado en los últimos meses. Este sería el primer atentado de la guerrilla en Antioquia, en medio de la ofensiva que se anunció hasta el próximo 13 de febrero.

“Unos individuos salieron y quemaron el carro. Hicieron bajar al conductor. Ellos prendieron el vehículo en cuestión de dos o tres minutos. Aquí hay incidencia del ELN y se están armando bastante. Están en sectores como El Raudal”, dijo el mandatario local.

El Ejército y la Policía realizan patrullajes en el Norte y Bajo Cauca para intentar capturar a los responsables de la quema del camión de carga. Ya fue habilitada la vía Valdivia – Tarazá.

Por su parte, en Cáceres, la mitad del comercio cerró sus puertas y los transportadores rurales no salieron a trabajar por temor al ELN. En el Comando de Policía Antioquia se instaló un puesto de mando uniformado que funciona las 24 horas para verificar la situación de orden público en el departamento.

Con información de LA FM y EFE