El dragoneante del Inpec, Yturiel Pérez Benítez.
Cortesía Sindicato del Inpec
9 Sep 2018 10:25 AM

Guardián del Inpec fue asesinado en Caucasia, Antioquia

El funcionario había denunciado amenazas de muerte por parte de un interno de la cárcel de Caucasia.
Johanna Ramírez Gil
Johanna
Ramírez Gil
@johannarami

El dragoneante del Inpec Yturiel Pérez Benítez, de 39 años, estaba departiendo en un local comercial en Caucasia, cuando varios hombres le dispararon en múltiples ocasiones provocándole la muerte. El hermano de la víctima resultó herido. El funcionario trabajaba hacía tres años en la cárcel de este municipio del Bajo Cauca antioqueño.

El presidente del sindicato de Guardianes del Inpec, dragoneante Luis Pinzón Zamora, rechazó el asesinato de su compañero, padre de cuatro hijos. Denunció que el servidor público fue amenazado por parte de un recluso del penal, pero no le brindaron esquema de seguridad.

“Nuestro compañero Pérez Benítez fue ultimado a bala, lo que rechazamos completamente. Además existían unas denuncias por amenazas provenientes de un hombre privado de la libertad. No tuvo relevancia en la Unidad Nacional de Protección, que le restó importancia”, dijo. 

Agregó que “él estaba departiendo con su hermano y otros amigos cuando llegaron al sitio en una motocicleta y le dispararon. Fue en uno de los barrios del casco urbano de Caucasia”.

El sindicato de Guardianes del Inpec pidió a la Fiscalía agilizar las investigaciones para capturar a los responsables y determinar si hubo negligencia al no brindarle protección al dragoneante Pérez Benítez, quien llevaba 18 años en la institución. Advirtió que 56 dragoneantes han sido asesinados en los últimos tres años en el país.

Otras amenazas

Esta semana se conocieron las amenazas de muerte que recibió el director de la cárcel El Pedregal, coronel Jairo Pérez Durán. En el carro dejaron una foto suya marcada con una “X” en la que le exigían salir de Antioquia.

Según el coronel, “por el trabajo que venimos desarrollando en el complejo penitenciario recientemente fui objeto de unas amenazas (...) donde me dicen que tengo los días contados y que debo abandonar el departamento de Antioquia”. 

Fuente
Sistema Integrado de Información