Corte ordenó exámenes de Medicina Legal para Aida Merlano por supuesta depresión

Foto: Aida Merlano / Captura de video

El alto tribunal le imputó los delitos de corrupción al sufragante, porte de armas y concierto para delinquir.

La Corte Suprema de Justicia ordenó a Medicina Legal practicar exámenes médicos a la congresista Aida Merlano, luego de que esta presentará supuestas afectaciones de salud en medio de la indagatoria por delitos electorales.

Lea aquí: Aida Merlano se entregó a las autoridades

Su abogado Jesús Albeiro Yépes dijo que se trata de un procedimiento normal en medio de un proceso penal.

“Cuando hay una personalidad que se captura, los médicos deben garantizar su estado de salud, porque pasa a estar bajo la custodia del Estado”.

Dijo que durante la diligencia Merlano se declaró inocente debido a que no existe una denuncia formal sobre compra de votos, “no conozco a la fecha una prueba que diga que alguien vendió su voto o que alguien le hayan retenido su cédula. A la fecha no conozco pruebas en ese sentido”

Sobre las armas que el CTI encontró en su sede de campaña el pasado 11 de marzo en medio de las elecciones al Congreso, Yépes dijo que “esas armas pertenecían a los vigilantes que cumplen funciones. Un arma que decomisaron a la congresista tiene su respectivo salvoconducto porque hace parte de su esquema de seguridad”.

La investigación en su contra inició en las pasadas elecciones al Congreso tras un allanamiento a su sede de campaña en Barranquilla, donde se encontraron armas, $261 millones en efectivo y una bolsa llena de certificados electorales.

Por dicho escándalo el partido Conservador la suspendió por tres meses y la Procuraduría hizo lo propio por el mismo tiempo, además de pedirle al Consejo Nacional Electoral suspender el proceso administrativo de su nombramiento como congresista.

El 13 de marzo la Fiscalía le pidió a la Corte Suprema de Justicia abrir una investigación en su contra.

La orden de captura en contra de Merlano es con fines de indagatoria. Ella deberá explicar ante la justicia los hallazgos del CTI en su sede de campaña.