1501780618_058492_1501780677_noticia_normal.jpg
Imagen de referencia de Colprensa
16 Mayo 2018 01:08 PM

Capturan a funcionario por presunta manipulación del sistema de reparto judicial

El funcionario Edwin Enrique Angulo Martínez, al parecer, habría solicitado coimas para interceder en contratos de actualización tecnológica para la Rama Judicial.

Agentes del CTI capturaron al ingeniero Edwin Enrique Angulo Martínez, sindicado de ser el autor de la presunta manipulación del sistema de reparto en el Centro de Servicios Judiciales de los juzgados civiles de Bogotá, que habría favorecido el direccionamiento de la demanda presentada por Hyundai Colombia Automotriz S.A., contra Hyundai Motor Company de la República de Corea.

La vicefiscal general, María Paulina Riveros, Señaló que a este funcionario también se le señala de haber solicitado millonarias coimas para interceder en contratos de actualización tecnológica para la Rama Judicial.

“Los controles técnicos realizados a los procesados del denominado caso Hyundai, permitieron conocer que el ingeniero Edwin Enrique Angulo Martínez, adscrito al Grupo de Soporte Tecnológico de la Seccional de Administración Judicial, al parecer, contactó a varios contratistas y les habría exigido dinero para incidir en el proceso de selección del proveedor de equipos tecnológicos para los diferentes despachos judiciales”, dijo la vicefiscal.

De acuerdo con las pruebas recolectadas, en las comunicaciones quedó en evidencia la acción persuasiva del funcionario que intentaba convencer a los contratistas de pagar diversas sumas que, presuntamente, variaban según el nivel de intervención en el proceso contractual.

Ante la gravedad de los hechos investigados, la Fiscalía imputará al funcionario detenido los delitos de concusión e interés indebido en la celebración de contratos.

La vicefiscal hizo énfasis en que los fiscales a cargo del proceso continuarán con las respectivas investigaciones que permitan determinar otros niveles de autoría, en la supuesta manipulación del reparto para lograr que un determinado proceso llegará a manos de un funcionario previamente definido.