Juan-Pablo-Posada.jpg
Juan Pablo Posada, actor / Foto de Colprensa
10 Abr 2018 02:56 AM

Actor Juan Pablo Posada, a audiencia de imputación de cargos por máquina tapahuecos de Petro

Tendrá que responder por un multimillonario contrato ganado, sin licitación, para el uso de dicha máquina para el arreglo de la malla vial.

En septiembre de 2014, el entonces alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, enfrentaba en la Alcaldía de Bogotá una de las peores crisis de su gobierno. Un inventario de la Unidad de Mantenimiento Vial indicaba que en la malla de vías del Distrito había 220.000 huecos y el gobierno Petro no había podido adelantar las labores de mantenimiento que exigía la ciudadanía.

Desesperado por la situación, Petro se acordó que había visto en un viaje a Gran Bretaña una máquina de parcheo por inyección a presión neumática, que en horas tapaba centenares de huecos. Y contrató con la empresa Green Patcher S.A.S el arreglo de la malla vial de la ciudad. Petro prometió que en 72 días tendría completamente reparadas las vías de la ciudad.

La máquina tapó unos cuantos huecos que se volvieron a abrir al día siguiente y, además, dicha máquina únicamente funcionó unas pocas horas y se dañó. El escándalo se destapó al conocerse que quien estaba detrás de la milagrosa máquina era el actor de televisión Juan Pablo Posada, conocido como el Chuli, que sin licitación se ganó un contrato de 11 mil millones de pesos.

Hoy, casi cuatro años después de ese episodio, la Fiscalía imputará cargos contra el conocido actor Juan Pablo Posada por el posible delito de contratación sin el cumplimiento de requistos legales. La diligencia se realizará este medio día en las dependencias de Paloquemao.

El 9 de diciembre de 2016, la Fiscalía General de la Nación anunció que presentaría escrito de acusación contra María Gilma Gómez Sánchez, exdirectora de la Unidad Administrativa Especial de Rehabilitación y Mantenimiento Vial de Bogotá. Según el ente acusador, al parecer se presentó un detrimento patrimonial de once millones ochocientos veintidós mil pesos ($11.822.000) con ocasión del contrato celebrado el 27 de diciembre de 2013 con relación a la máquina tapahuecos de la capital del país. La exfuncionaria fue procesada por el delito de contrato sin cumplimiento de requisitos legales.