000_ZT4NJ.jpg
Los alumnos, sus padres y los profesores quieren que las escuelas sean santuarios de seguridad / AFP
26 Feb 2018 12:29 AM

Volver a clases tras el tiroteo de Florida, el desafío emocional

Los estudiantes de la escuela de Parkland (Florida) retornaron a clases y no cesa el debate sobre cómo establecer medidas enérgicas para poner fin a los ataques con armas de fuego.

Estudiantes y profesores regresaron a su escuela de Parkland, Florida, escenario de la masacre que dejó a 17 muertos, consolándose unos a otros y llamando a tomar medidas enérgicas para poner fin a los ataques con armas de fuego.

"Imagínate que sufres un accidente de avión y que tienes que subirte al avión todos los días para ir a alguna parte", dijo en el programa "This Week" de la ABC David Hogg, uno de los supervivientes del tiroteo del pasado 14 de febrero en la escuela secundaria de Parkland, Florida, a manos de Nikolas Cruz, de 19 años.

(Lea: Nikolas Cruz, joven conflictivo y armado autor de la masacre de Parkland (Florida)

 

"No puedo imaginarme, emocionalmente, lo que vamos a pasar mis compañeros y yo ese día", estimó el joven que, junto a un grupo de alumnos de la escuela, ha pedido en los últimos días a los políticos estadounidenses que hagan frente a la violencia armada.

La escuela realizó este domingo una sesión de "orientación", mientras la totalidad del profesorado y el resto del personal empezarán a trabajar el lunes para el regreso de los alumnos el miércoles, una perspectiva descripta como "abrumadora" e "intimidante".

(Lea: El relato de Lorena Hernández y Lorena Sanabria, testigos de la masacre en Florida)

Una de los profesores contó en la radio NPR que el impacto de haber regresado al aula tal y como quedó después del ataque, con los cuadernos en las mesas y el calendario aún marcando el 14 de febrero, fue tan fuerte que se tuvo que ir.

Delaney Tarr, otra joven superviviente de la matanza, indicó este domingo también en la cadena Fox que se estaba preparando para volver a la escuela. "Es abrumador... (y) aterrador porque no sé si voy a encontrarme segura". Pero "sé que tengo que hacerlo", señaló.

(Lea: Tiroteo en Florida: estudiantes grabaron el momento del ataque)

 

Cameron Kasky, sin embargo, tuiteó una foto de la gente en el campus y un texto: "Es BUENO ESTAR EN CASA".

La escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas recibió también el apoyo de sus exalumnos, que se acercaron a preparar pancartas para decorar el centro, informó la cadena de noticias WSVN.

"Tengo a todos mis amigos aquí, conmigo, y esto me hace sentir que no estoy solo en esta situación", explicó Michelle Dittmeier a la ABC.

Ante las numerosas demandas de estudiantes para que se tomen medidas de control de armas, el presidente estadounidense, Donald Trump, defendió el viernes en Washington su propuesta de armar a algunos maestros. Mientras el gobernador de Florida, Rick Scott, develó un plan de acción contra los tiroteos en los centros educativos que incluye desplegar oficiales armados en instituciones educativas.

"Incumplimiento de responsabilidad"

Una encuesta llevada a cabo por la cadena CNN una semana después del tiroteo, muestra una tendencia creciente de los estadounidenses a favorecer una reglamentación estricta sobre la venta de armas y a la prohibición de armas semi-automáticas del tipo del fusil AR-15.

El 70% de las personas interrogadas entre el 20 y el 23 de febrero se manifestaron a favor de controles más estrictos de la venta de armas, frente al 52% en un sondeo realizado en octubre después del tiroteo en Las Vegas en el que murieron 58 personas.

El gobernador de Florida y miembro del poderoso lobby Asociación Nacional del Rifle (NRA), señaló este domingo en el programa "Fox News Sunday" que sabe que probablemente "habrá algunas discrepancias" en cuanto a las propuestas. "Pero quiero que mi estado sea seguro", dijo.

Dana Loesch, portavoz de la NRA, dijo en ABC este domingo que las autoridades locales ya habían sido alertadas en varias ocasiones en los últimos meses del riesgo que representaba Nikolas Cruz, y que el agente de policía que supuestamente tenía que proteger a los alumnos no intervino el día de la matanza.

Loesch acusó a la oficina del sheriff de "incumplimiento de responsabilidad" por no haber detenido antes a Cruz.

Santuarios y no fortalezas armadas

Interrogado sobre esta cuestión en la CNN, el sheriff Scott Israel defendió el trabajo de sus colegas, indicando que de las 23 llamadas que recibieron sus servicios sobre el comportamiento errático o amenazador de Cruz, casi todas fueron tratadas correctamente, y otras fueron objeto de una investigación interna.

Por su parte, la presidenta de la federación estadounidense de profesores, Randi Weingarten, calificó la propuesta de Trump de armar a los maestros de "muy mala idea y punto".

Los alumnos, sus padres y los profesores "quieren que las escuelas sean santuarios de seguridad para la enseñanza y el aprendizaje, no fortalezas armadas", sentenció.

Con información de AFP