Vicepresidente Naranjo, a responder en juicio en Ecuador por bombardeo contra Raúl Reyes

Foto: General Óscar Naranjo - Colprensa

La cúpula militar de esa época también deberá responder por este polémico tema.

Hace pocos días el país recordaba los 10 años que se cumplieron del operativo que permitió el bombardeo al campamento donde estaba ubicado el segundo comandante de las Farc, Raúl Reyes. El despliegue de las Fuerzas Militares de Colombia en esa época se dio en territorio ecuatoriano, lo cual fue considerado por el gobierno del vecino país una clara violación de su soberanía.

Al respecto, se inició un proceso judicial en el vecino país en contra de los máximos comandantes de las Fuerzas Militares en Colombia, entre ellos el actual vicepresidente general (r) Óscar Naranjo, quien para la época era el director de la Policía Nacional.

(Lea: Se cumplen 10 años de la muerte de Raúl Reyes)

 

A propósito del operativo, el Tribunal de Garantías de Sucumbíos, la provincia al norte de Ecuador donde se dio el operativo cercana a la frontera con Colombia, mantuvo este jueves en firme una orden de captura en contra de seis importantes generales retirados de la Fuerza Pública colombiana.

Otros oficiales implicados

 

  • General (r) Freddy Padilla, comandante de las Fuerzas Militares
  • General (r) mario Montoya, comandante del Ejército
  • Guillermo Barrera, comandante de la Armada Nacional
  • General (r) Jorge Ballesteros, comandante de la Fuerza Aérea
  • Coronel (r) Camilo Álvarez

“Inadmitir a trámite el recurso de apelación, por ilegalmente interpuesto e indebidamente concedido; pues lo que corresponde es, que se presenten voluntariamente o a su vez, se proceda a su ubicación, localización y captura de los procesados para que se realice la audiencia de juzgamiento, como bien sabido es por los jueces del Tribunal de Garantías Penales de Sucumbíos”, cita la medida interpuesta por el Tribunal de Sucumbíos que se encuentra vigente.

Desde julio de 2011, cuando el expediente llegó a manos del Tribunal de Sucumbíos, los uniformados colombianos fueron acusados por la muerte de cuatro ciudadanos mexicanos, estudiantes de la Universidad Autónoma de México. Las familias de los estudiantes aseguraron que su presencia en el campamento de Reyes obedecía a razones académicas.

A partir de esa tesis, la Fiscalía ecuatoriana señaló que había razones para considerar que los altos mandos militares colombianos eran responsables de su violenta muerte.

La Operación Fénix llevó la crisis diplomática más profunda entre Ecuador y Colombia de los últimos años, al punto que se rompieron relaciones entre ambos países.