Margaret.jpg
AFP
18 Ene 2018 06:32 AM

Una feminista y no Margaret Thatcher tendrá una estatua frente al Parlamento

La líder del movimiento sufragista Millicent Fawcett (1847-1929) será honrada con una estatua frente al Parlamento británico, tras ser rechazada una solicitud de homenaje a la ex primera ministra conservadora Margaret Thatcher, informa hoy la BBC.
La
Fm

La cadena pública adelanta que el consistorio del barrio londinense de Westminster ya se ha decantado por erigir una estatua a Fawcett en la Plaza del Parlamento, coincidiendo con el centenario de la ley que permitió el voto femenino en 1918, después de sopesar los argumentos a favor y en contra de autorizar un monumento a Thatcher.

La campaña a favor de Fawcett se enfrentaba a un movimiento rival que abogaba por poner una estatua a Emmeline Pankhurst (1858-1928), otra líder sufragista más radical y también más conocida.

Según la BBC, los concejales no han descartado instalar asimismo un monumento a la emblemática Pankhurst, pero piden que, en ese caso, se retire otro que ya existe en los vecinos jardines de Victoria.

De acuerdo con la emisora, lo que sí piensan rechazar los ediles, en una votación formal prevista para el 23 de enero, es la petición de instalar en la plaza una estatua a Margaret Thatcher (1925-2013), que ya cuenta con un reconocimiento dentro del edificio del Parlamento.

Los funcionarios han tenido en cuenta que la propia familia de la ex primera ministra no está contenta con el diseño propuesto por el escultor Douglas Jenning, después de que su hija dijera que le faltaba su típico bolso.

También han considerado los argumentos del departamento de Parques y Jardines y de la Policía de Londres, que alertaron de que una estatua de la controvertida dirigente podría atraer protestas y actos de vandalismo.

El Colegio de tasadores, que se ubica en la zona, arguyó a su vez que Thatcher era "un personaje polémico" y que los posibles ataques incluso físicos a su figura de bronce "podrían extenderse" a su edificio y a sus afiliados.

Otra razón en contra de homenajear a Thatcher en esa ubicación es que normalmente no se dedican estatuas a líderes políticos hasta al menos después de diez años de su muerte, aunque esa norma se rompió en 2007 en el caso de Nelson Mandela.

En la plaza del Parlamento ya se reconoce a varios personajes históricos, todos varones, entre ellos Winston Churchill, Ghandi, George Canning y Abraham Lincoln.

Con información de EFE