Dinosaurio.jpg
Referencia de AFP
9 Abr 2018 02:08 PM

Un hueso de mandíbula de 205 millones de años pertenecía a un reptil gigante

Los restos de una mandíbula con 205 millones de años de antigüedad hallados en 2016 pertenecen a uno de los más grandes reptiles con hocico de marsopa que existió, conocido como ictiosaurio, dijeron el lunes investigadores británico

Los fragmentos óseos de este pez depredador extinto hace mucho tiempo fueron hallados en una playa en Lilstock, Somerset, en el suroeste de Inglaterra, en mayo de 2016, indicó un estudio publicado en la revista científica PLOS ONE, que indicó que miden unos 96 centímetros de largo.

Los científicos han comparado estos huesos con otros similares que habían pertenecido al que hasta ese momento se consideraba el ictiosaurio más grande, el Shakanasurus Shonisaurus sikanniensis, de 21 metros de largo.

Su conclusión es que los restos encontrados en Gran Bretaña provienen de un ictiosaurio de unos 26 metros, es decir, del tamaño de una ballena azul.

"Dado que el espécimen está representado solo por una pieza grande de mandíbula, es difícil proporcionar una estimación del tamaño del animal", dijo Dean Lomax, experto en ictiosaurios de la Universidad de Manchester.

"Pero usando un simple factor de escala y comparándolo con el mismo hueso del S. sikanniensis, el espécimen de Lilstock es aproximadamente un 25% más grande", agregó.

Los restos fósiles de ictiosaurios sugieren que vivieron a lo largo de la era Mesozoica, hace 251 millones de años y hasta hace 65 millones de años.

No eran considerados dinosaurios sino reptiles marinos, primos de los lagartos y las serpientes, que dependían del aire para respirar pero no estaban dotados de branquias.

El descubrimiento de esta mandíbula en 2016 también llevó a los científicos a reexaminar huesos con 208 millones de años de antigüedad descubiertos en 1850 en Aust Cliff en Gloucestershire, en el oeste de Inglaterra.

Estos fueron identificados como fragmentos de diferentes dinosaurios y reptiles. Sin embargo, los investigadores ahora creen que provendrían de otro ictiosaurio, que puede haber sido más grande que el espécimen de Lilstock.

"Las estimaciones de tamaño sugieren que los ictiosaurios de Lilstock y Aust son los ictiosaurios más grandes conocidos hasta ahora", asegura el estudio.

Sin embargo, los paleontólogos no sabrán con exactitud hasta que se descubran más restos de fósiles cómo lucía realmente un ictiosaurio gigante de Gran Bretaña.

Con información de AFP