Jordi-Sanchez-.jpg
Jordi Sanchez Candidato Independentista/ AFP
5 Mar 2018 11:45 AM

Proponen al independentista encarcelado Jordi Sánchez para presidir Cataluña

Cataluña está desde el 27 de octubre bajo administración directa del gobierno central, y seguirá en esa situación hasta que el parlamento regional elija un nuevo presidente.

El presidente del Parlamento de Cataluña propuso este lunes 5 de febrero al independentista Jordi Sánchez, quien se encuentra en detención provisional, como candidato a dirigir la región española tras la renuncia de Carles Puigdemont.

Hay muy pocas probabilidades de que Sánchez, de 53 años, llegue a dirigir la región, de 7,5 millones de habitantes, debido tanto a su situación judicial como a las divisiones en el seno de la bancada independentista.

El presidente del Parlamento catalán, el independentista Roger Torrent, "lo ha propuesto al constatar, tras la ronda de consultas con los grupos de hoy, que es quien cuenta con más apoyo", indicó la institución en un comunicado este lunes.

La cámara regional no indicó en que fecha se celebrará la hipotética sesión de investidura de Sánchez, quien está acusado de sedición y se encuentra en detención provisional cerca de Madrid desde el 16 de octubre.

Para poder acudir a la investidura, debería obtener una autorización de salida del juez del Tribunal Supremo encargado de su caso, algo que ya rechazó en situaciones anteriores.

Jordi Sánchez, expresidente de la asociación independentista Asamblea Nacional Catalana (ANC) fue elegido diputado el 21 de diciembre por la lista separatista del presidente destituido Carles Puigdemont. Está considerado parte del núcleo duro que lideró el camino hacia la proclamación de una "república" catalana independiente el 27 de octubre.

Puigdemont, destituido por el gobierno español tras esa proclamación fallida, se instaló en Bélgica antes de que la justicia española lo acusara de rebelión y sedición. El jueves pasado renunció a ser candidato a presidir de nuevo Cataluña, después de que la justicia bloqueara su sesión de investidura, prevista el 22 de enero y pospuesta sine die.

Los partidos independentistas disponen de mayoría absoluta en el Parlamento catalán, con 70 de los 135 escaños. Pero Jordi Sánchez no tiene asegurada su aprobación como presidente catalán, ya que los miembros de la Candidatura de Unidad Popular (CUP, extrema izquierda) rechazan su investidura.

Cataluña está desde el 27 de octubre bajo administración directa del gobierno central, y seguirá en esa situación hasta que el parlamento regional elija un nuevo presidente.

Con información de AFP.