Presidente del Congreso de Ecuador, destituido por supuesta conspiración

Foto: José Serrano / AFP

José Serrano fue destituido del cargo por el Legislativo tras una polémica por su presunta participación en una conspiración para remover al fiscal general, Carlos Baca.

El unicameral Parlamento también resolvió someter a juicio político a Baca, quien junto a Serrano -que mantendrá la dignidad de diputado- se vieron envueltos en un caso tildado por legisladores de “espionaje político” y “corrupción”.

La Asamblea Nacional, con 137 curules, avaló ambas resoluciones con el voto de 103 de 106 diputados presentes en una sesión en la que ambos comparecieron.

Serrano y Baca dieron explicaciones sobre un audio, según el cual el parlamentario conspiraba para remover al fiscal en medio de indagaciones sobre escándalos de corrupción como el de sobornos de la brasileña Odebrecht en el país.

Serrano, quien asumió la presidencia del Parlamento al ser el más votado en los comicios de hace un año, continuará siendo asambleísta de acuerdo a la moción presentada por el parlamentario opositor Henry Cucalón, mientras que Baca enfrentará un juicio político en el que podría ser destituido de la función de fiscal general.

Baca divulgó en rueda de prensa en febrero pasado una conversación telefónica entre Serrano y el excontralor general del Estado y prófugo de la justicia Carlos Pólit, en la que el expresidente del Legislativo planteó que hay que “bajarse” (remover del cargo) al fiscal por incumplir acuerdos que no han sido precisados.

El diálogo telefónico, admitido por Serrano, se habría dado en noviembre pasado y apuntaba a la remoción de Baca antes de que terminara el año 2017, cuando la fiscalía promovía un juicio penal por la trama de millonarios sobornos de la constructora Odebrecht en Ecuador.

Con información de AFP