Nuevos allanamientos en Audi por posible manipulación de emisiones de gases contaminantes

Foto: Archivo AFP.

La justicia alemana investiga sobre sospechas de fraude y publicidad engañosa con respecto a 210.000 coches diésel.

La justicia alemana allanó nuevamente el martes diferentes dependencias del constructor de autos alemán Audi, filial del grupo Volkswagen, sospechado de haber manipulado las emisiones de gases contaminantes de 210.000 coches diésel.

Miembros de la fiscalía y de la policía de los Estados regionales de Baviera y de Baden-Wurtemberg “allanaron el domicilio privado en Baden-Wurtemberg así como oficinas y locales comerciales de Audi en Ingoldstadt y Neckarsulm”, en el sur del país, anunció en un comunicado la fiscalía de Munich.

Los investigadores se interesan en la instalación por el constructor de un programa utilizado para “manipular las emisiones de los motores diésel 3 litros V6 destinados al mercado europeo“, agregó.

Cooperamos con las autoridades“, reaccionó un portavoz de Audi contactado por AFP.

La justicia alemana investiga sobre sospechas de fraude y publicidad engañosa con respecto a 210.000 coches diésel que salieron al mercado desde 2009 en Europa y en Estados Unidos.

En la fase estadounidense de las investigaciones, la fiscalía de Munich sospecha de 14 personas. “Ninguno es miembro actualmente, o fue miembro del directorio de Audi“, precisó.

La justicia, que intenta determinar las responsabilidades en el caso, allanó en marzo las oficinas de Audi y su sede de Ingoldstadt.

A fines de enero la fiscalía de Munich ordenó el allanamiento de seis departamentos privados de “empleados o exempleados” de Audi.

Dos empleados de Audi fueron detenidos los últimos meses. Un ex responsable de desarrollo de motores sigue en detención provisoria, mientras que un ingeniero fue liberado en noviembre.

A fines de 2015 el grupo Volkswagen, que controla Porsche y Audi, reconoció haber instalado programas para manipular las emisiones de gases en 11 millones de coches diésel, de los cuales unos 600.000 en Estados Unidos.

Con información de AFP - Fráncfort, Alemania