Joven drogada se quitó los ojos al frente de una iglesia de EE.UU.

Foto: Kaylee Muthart consumió una mezcla de metanfentaminas con otra droga - Ingimage

En su estado, alterado por las drogas, la joven creyó oír voces que le pedían sus ojos como un sacrificio para ir al cielo.

La prensa internacional reportó el estremecedor caso de Kaylee Muthart, una joven de 20 años de edad que bajo los efectos de las metanfetaminas tuvo una serie de alucinaciones que le condujeron a sacarse los ojos al frente a una iglesia ubicada en Carolina del Sur, Estados Unidos.

De acuerdo con informaciones publicadas ‘Daily Mail’, los efectos de las drogas llegaron a hacer que Kaylee Muthart que literalmente el mundo estaba de cabeza, a su vez la joven habría escuchado una serie de voces que le pedían que “sacrificara sus ojos” como un precio para poder llegar al cielo.

La publicación del medio británico señala que el hecho la joven fue descubierta por los feligreses que se congregaban en la iglesia, después de que escucharan los gritos de Kaylee Muthart, cuando algunas personas intentaron acercarse a la chica, ella estaba sosteniendo su globo ocular en la mano.

Ante esta situación, algunos feligreses intentaron asistir a la joven, sin embargo ella opuso resistencia con violencia y cuando llegó un equipo de médicos ella ya se había retirado su otro ojo. Los médicos lograron limpiar sus cuencas orbitales para así prevenir infecciones.

La publicación de ‘Daily Mail’ señala que el parte médico del análisis realizado a Kaylee Muthart estableció, que la joven había consumido una mezcla de metanfetaminas con otras sustancia química, la cual habría sido la culpable de producir las alucinaciones.

En sus declaraciones para la prensa local, la madre Kaylee Muthart aseguró que su hijo llevaba consumiendo drogas desde hace varios meses y que su adicción habría iniciado después de que una persona le suministrara marihuana mezclada con otras drogas.

De igual manera la mamá de Kaylee Muthart ha indicado que por ahora su hija necesita una prótesis, la cual quisiera que fuera de color verde ‘aguamarina’ para que coincida con el color de ojos de la joven.

Actualmente la familia de Kaylee Muthart adelanta una campaña en el sitio GoFundMe, para recaudar fondos y así comprar la prótesis que necesita la joven. De igual manera la madre Kaylee, ha lanzado una voz de alerta ante el consumo de drogas, las cuales han desatado tragedias como la que afronta la joven Muthart.