000_11L2RW.jpg
AFP
2 Mar 2018 12:46 AM

"Francia y EE. UU. no tolerarán impunidad" sobre uso de armas químicas en Siria

El régimen sirio, apoyado militarmente por Rusia, intenta recuperar desde 2015 el enclave rebelde, área de lanzamiento de obuses contra Damasco.

"Francia y Estados Unidos no tolerarán la impunidad" en caso de uso comprobado de armas químicas en Siria, advirtió la Presidencia francesa en un comunicado divulgado tras una conversación telefónica este viernes entre los presidentes Emmanuel Macron y Donald Trump.

Durante la conversación con Trump, Macron "enfatizó que habría una respuesta firme en caso de que se compruebe el uso de armas químicas que provoquen la muerte de civiles, en coordinación con nuestros aliados estadounidenses", señaló la presidencia francesa en la nota.

Ambos mandatarios "exigieron" además "la aplicación inmediata de la resolución 2401 votada por unanimidad por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas".

El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó la semana pasada por unanimidad una resolución que exige un cese el fuego humanitario "inmediato" de un mes en Siria, pero las tropas sirias y rusas siguieron bombardeando este jueves el enclave rebelde de Guta Oriental.

Frente a esta situación, Macron y Trump "subrayaron la necesidad de que Rusia ejerza de manera inequívoca máxima presión sobre el régimen de Damasco, para que este exprese claramente su compromiso de respetar la resolución del Consejo de Seguridad".

Los presidentes francés y estadounidense afirmaron además que "trabajarán juntos para la aplicación de la resolución 2401 para que haya un cese de las hostilidades, se encamine ayuda humanitaria y se evacúe a los heridos y a los enfermos".

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), 613 civiles, entre ellos 150 niños, han muerto por los bombardeos del régimen, que además han provocado grandes daños materiales. En el enclave habitan unas 400.000 personas.

En casi siete años, la guerra en Siria, desencadenada por la dura represión del régimen de Bashar al Asad de unas manifestaciones prodemocracia, ha dejado más de 340.000 muertos y millones de desplazados.