En Yemen anuncian el asesinato, por traición, del expresidente Ali Abdalá Saleh

Foto: Ali Abdalá Saleh, expresidente de Yemen / AFP

De acuerdo con el Ministerio del Interior, el exmandatario fue asesinado luego de que combatientes hutíes irrumpieran en su casa.

El Ministerio de Interior yemení, controlado por los rebeldes hutíes, anunció en un comunicado la muerte del expresidente Ali Abdalá Saleh, antiguo aliado de los rebeldes, al que la nota se refiere como “el líder de la traición”. Horas antes, la emisora de radio de este ministerio había asegurado que Saleh había muerto por disparos de combatientes hutíes.

El pasado fin de semana se rompieron las filas rebeldes (integradas por los hutíes y las fuerzas leales a Saleh) después de unos combates desatados en la capital el 29 de noviembre y que todavía continúan.

La radio del Ministerio del Interior yemení, controlada por los rebeldes hutíes, aseguró que el expresidente Ali Abdalá Saleh murió por disparos de combatientes hutíes que irrumpieron en su casa este lunes. Saleh, cuya muerte no ha podido ser contrastada por otras fuentes, rompió su alianza con los hutíes este fin de semana después de los enfrentamientos desatados entre combatientes de ambas facciones.

La emisora indicó que en el asalto también falleció Yaser al Auadi, un destacado líder del partido Congreso Popular dirigido por Yaser. La radio agregó que el secretario general del Congreso Popular, Aref al Zuka, resultó herido en el ataque. Tras el asalto, los hutíes volaron por los aires la casa de Abdalá Saleh, que se encuentra en el barrio Al Siasi, de Saná, según dijeron testigos a Efe.

Los testigos indicaron que hombres armados irrumpieron en la vivienda a medio día y que, después, colocaron varios explosivos en distintas zonas de la casa. El pasado 2 de diciembre quedaron rotas las filas rebeldes (integradas por los hutíes y las fuerzas leales a Saleh) después de los combates que se desataron en la capital el 29 de noviembre y que todavía continúan.

Al menos 125 personas han muerto y otras 238 han resultado heridas en los enfrentamientos que estallaron el pasado jueves entre ambos bandos, según datos del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).