000_YR80A.jpg
AFP
4 Feb 2018 08:23 AM

Dos muertos y más de cien heridos deja colisión de trenes en Carolina del Sur

Según la información preliminar, ese tren viajaba por primera vez en una nueva ruta a 128 kilómetros por hora, cuando el límite es 48 kilómetros.

Al menos dos personas murieron y más de 100 resultaron heridas este domingo cuando un tren que transportaba a 147 personas colisionó con un tren de carga en el estado de Carolina del Sur, en el sureste de Estados Unidos.

Uno de los trenes, que viajaba desde Nueva York a Miami, chocó contra un tren de carga y descarriló cerca de la ciudad de Columbia, la capital del estado, alrededor de las 02H30 locales del domingo, informaron las autoridades.

La empresa de trenes Amtrak indicó en un comunicado que la locomotora descarriló junto a algunos vagones de pasajeros. La formación llevaba a 139 pasajeros y a ocho tripulantes.

Un total de 116 personas fueron trasladadas a hospitales cercanos, muchos con "heridas menores", dijo el gobernador Henry McMaster a periodistas, agregando que los dos fallecidos eran trabajadores de Amtrak y el tren de carga aparentemente estaba vacío.

"Parece que el Amtrak estaba en el carril equivocado", dijo McMaster.

"Necesitamos un diálogo nacional" sobre la seguridad en los trenes, agregó el responsable, después de visitar a los pasajeros en un refugio instalado por la Cruz Roja.

 Nadie estaba en pánico 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Florida durante el fin de semana, fue informado del accidente, indicó una portavoz de la Casa Blanca.

"Nuestros pensamientos y oraciones están con todos los afectados en este incidente", dijo la subsecretaria de prensa Lindsay Walters.

El National Transportation Safety Board (NTSB) dijo que investiga el incidente.

Los funcionarios agregaron que si bien se derramaron casi 19.000 litros de combustible después del choque, estos no representan un peligro para el público.

"El incidente es muy cerca del mercado agrícola del estado y de otras áreas residenciales, pero ahora todos están a salvo", dijo Derrec Becker, portavoz de la división de emergencias en Carolina del Sur.

El pasajero Derek Pettaway dijo a la cadena CNN que él viajaba desde Filadelfia a Orlando en una cabina dormitorio cuando fue despertado por el impacto del choque.

Agregó que el personal de la compañía ferroviaria evacuó a los pasajeros de "una manera muy tranquila".

"Nadie estaba en pánico", dijo. "Estoy muy seguro que todos estaban dormidos y que la gente estaba en shock".

Preguntas sobre la seguridad 

El comisario de Lexington indicó que se dispusieron autobuses para llevar a los pasajeros de Amtrak a sus destinos finales.

"Mis oraciones están con las familias de los que murieron en el accidente de tren en Lexington (...) y les deseo lo mejor a los heridos", escribió en Twitter el senador del estado Tim Scott.

Se trató del tercer accidente mortal en el que Amtrak está implicado desde diciembre pasado, lo que causó cuestionamientos sobre la seguridad en el servicio nacional de trenes.

Este accidente se produce pocos días después de que un tren en el que viajaban decenas de legisladores estadounidenses embistiera a un camión de basura en el estado de Virginia, dejando un muerto y algunos heridos.

En diciembre, tres personas murieron al descarrilar un tren en el estado de Washington cerca de la ciudad de Tacoma, en un siniestro en el que algunos vagones cayeron sobre una transitada autopista interestatal.

Según la información preliminar, ese tren viajaba por primera vez en una nueva ruta a 128 kilómetros por hora, cuando el límite es 48 kilómetros.

Con información de AFP