000_VC5CH.jpg
AFP
21 Dic 2017 12:29 AM

Dos detenidos tras el atropello de al menos 15 personas en Melbourne

La Policía declaró a los medios que se cree que el atropello fue un acto deliberado aunque "desconocen las motivaciones".

Las autoridades australianas detuvieron a dos sospechosos tras el atropello "deliberado" de al menos 15 personas, entre ellas un niño, que caminaban por una vía peatonal en la ciudad australiana de Melbourne.

El vehículo, un todoterreno de color blanco, arrolló a las víctimas en una concurrida calle cercana a la estación de tren Flinders Street, en una de las arterias comerciales de la urbe.

El conductor del vehículo y un acompañante fueron detenidos en el lugar del incidente y se encuentran bajo custodia policial, apuntó la Policía del estado Victoria, cuya capital es Melbourne.

Russell Barrett, comandante de la Policía de Victoria, declaró a los medios sobre el terreno que las autoridades creen que el atropello fue acto deliberado aunque "desconocen las motivaciones".

La investigación se encuentra aún en "una etapa temprana", precisaron.

La Policía no ha informado sobre el estado de la gravedad los heridos, aunque varias ambulancias y servicios de emergencia han acudido al lugar.

El servicio de ambulancias de Victoria indicó en un mensaje de Twitter que 13 personas han sido trasladadas a los hospitales de la ciudad y dos más están siendo atendidas en el lugar de los hechos.

Según los testigos, citados por la cadena local ABC, el vehículo viajaba a "gran velocidad impactando con las personas".

"En lugar de frenar en el semáforo (rojo), el vehículo continuó, todo sucedió en unos diez segundos", apuntó una mujer que presenció el atropello.

Las autoridades, de momento, han cerrado la estación de tren y han solicitado a la gente que evite el área, sin precisar si el incidente se trata de un atentado.

Las autoridades de Australia elevaron la alerta en septiembre de 2014 y han aprobado una serie de leyes para prevenir ataques terroristas.

La nación oceánica ha sufrido cuatro atentados desde entonces, y ha abortado varios con la detención de decenas de personas en diversos operativos en todo el país.

A finales de noviembre, las autoridades australianas detuvieron a un hombre que presuntamente iba a disparar contra las personas que acudieran a recibir el Año Nuevo en la Plaza Federation de Melbourne.

Cabe recordar que el pasado enero, un automóvil embistió deliberadamente a una multitud en el centro de Melbourne, matando a seis personas. En el momento del drama, el conductor, sospechoso de haber apuñalado a su hermano, estaba siendo perseguido por la policía.

El ataque, que no tenía vínculos terroristas, provocó impacto entre los australianos. Se produjo cerca de Melbourne Park, donde se disputaba el Abierto de tenis de 2017.

El gobierno australiano ha empezado a preocuparse más por el extremismo local y, según las autoridades, en los últimos años se evitaron 13 atentados en territorio australiano.

Prevenir más ataques 

En agosto, el ejecutivo desveló una estrategia dirigida a evitar los atentados con vehículos en espacios públicos concurridos, después de los ataques en ciudades europeas como Barcelona (agosto de 2017), Londres (junio de 2017) y Berlín (diciembre de 2016).

El más mortífero de todos ellos fue en Niza (sureste de Francia) en 2016, cuando el tunecino Mohamed Lahouaiej-Bouhlel, de 31 años, embistió con un camión durante las celebraciones del 14 de julio, matando a 86 personas.

La guía del gobierno australiano, destinada a los organizadores de eventos y a las autoridades locales, ofrece consejos para evaluar la vulnerabilidad de los sitios, incluyendo ataques con automóviles, y para mejorar la protección.

Entre las medidas tomadas se incluyeron opciones disuasivas como vallas o cámaras de vigilancia, y otras estrategias como árboles o bolardos para obligar a los coches a reducir la velocidad.

En Melbourne también se instaló un sistema público de sirenas para advertir a la gente de posibles atentados o de otras amenazadas.

Según el periódico Age, las sirenas no se activaron este jueves, y la policía tampoco aplicó estrategias de contraterrorismo.

Con información de EFE y AFP