trump-iran.jpg
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, tras abolir acuerdo nuclear con Irán / AFP
9 Mayo 2018 12:43 PM

David Wright: que Irán tenga armas nucleares es peligroso

El codirector y científico del Programa Global de Seguridad en Bostón habló con LA FM de la decisión de Donald Trump de abolir el acuerdo.

Escuche la entrevista con David Wright

El contexto

Las potencias europeas se afanaban el miércoles en salvar un acuerdo histórico sobre el programa nuclear iraní después de que el presidente Donald Trump retirara a Estados Unidos del pacto y volviera a imponer sanciones contra Teherán.

Trump desató una ola de críticas al anunciar que su país se retira del pacto destinado a garantizar el carácter no militar del programa nuclear iraní, una medida que amenaza con deshacer años de esfuerzos diplomáticos y agudizar la inestabilidad en Oriente Medio.

Trump se burló del "desastroso" acuerdo firmado en 2015 por su predecesor Barack Obama en un discurso a la nación el martes desde la Casa Blanca. Lo describió como una "vergüenza" para Estados Unidos y como un acuerdo que no frena las ambiciones nucleares de Irán.

Consulte aquí: Tras decisión de Donald Trump sobre programa nuclear, Parlamento iraní quema bandera estadounidense

Luego del anuncio, los ministros de Relaciones Exteriores de Francia, Alemania y Reino Unido decidieron reunirse con representantes iraníes el próximo lunes "para considerar toda la situación", según dijo el ministro francés Jean-Yves Le Drian.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, hablará por teléfono con su homólogo iraní Hasan Rohani el miércoles por la tarde para decirle que Francia desea "mantener el acuerdo" y pedirle que haga lo mismo, agregó Le Drian en la radio RTL.

'Amenaza de bomba'

Pisoteando más de una década y media de esfuerzos diplomáticos entre Reino Unido, China, Francia, Alemania, Irán, Rusia y las administraciones estadounidenses pasadas, Trump pidió un acuerdo "nuevo y duradero".

Dijo que este nuevo pacto debería incluir restricciones más severas sobre el programa nuclear de Irán y sobre sus misiles balísticos. La comunidad internacional no puede "prevenir una bomba nuclear iraní bajo la estructura podrida de este acuerdo", afirmó. "No permitiremos que las ciudades estadounidenses se vean amenazadas por la destrucción. Y no permitiremos que un régimen que canta 'Muerte a Estados Unidos' acceda a las armas más mortíferas de la Tierra", agregó.

En un mensaje difundido por la televisión estatal, Rohani tildó de "guerra psicológica" la decisión de Washington de abandonar el acuerdo y reinstaurar las sanciones económicas contra Teherán. El presidente iraní señaló además que su país podría reanudar el enriquecimiento de uranio "sin límite" en respuesta al anuncio de Trump. "Esperaremos varias semanas antes de aplicar esta decisión. Hablaremos con nuestros amigos y aliados, los otros miembros del acuerdo nuclear", señaló.

Revés para Europa

La decisión de Trump supone una dura derrota diplomática para Europa, cuyos líderes suplicaron al mandatario estadounidense mantener a su país dentro del acuerdo. En una declaración conjunta, la canciller alemana Angela Merkel, la primera ministra británica Theresa May y el presidente Macron expresaron su "pesar y preocupación" por la decisión de Trump.

Las empresas europeas que hacen negocios en Irán tienen un plazo de seis meses para concluir sus inversiones o se arriesgan a sanciones de Estados Unidos, advirtió el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton. En Bruselas ya se están elaborando planes para introducir medidas que bloqueen las sanciones estadounidenses, una iniciativa sumamente rara contra un gobierno aliado.

Pero Bolton dijo que la cooperación con Europa sobre Irán continuará. Estados Unidos "trabajará con los europeos y otros países, no solo sobre el tema nuclear sino sobre el desarrollo de misiles balísticos de Irán, su apoyo continuo al terrorismo y sus actividades militares que ponen en peligro a nuestros amigos", dijo Bolton a Fox News.

Decisión 'equivocada'

Si bien los archienemigos de Irán, Israel y Arabia Saudita, aplaudieron la decisión de Trump, los demás firmantes del acuerdo prometieron seguir adelante, con o sin Estados Unidos. La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, quien ayudó a supervisar el pacto, aseguró que el acuerdo nuclear "cumple su objetivo de garantizar que Irán no desarrolla armas nucleares.

La UE está determinada a preservarlo", agregó Mogherini en una breve comparecencia ante la prensa en Roma. Asimismo, China, uno de los firmantes del acuerdo de 2015, llamó el miércoles a todas las partes a actuar de forma responsable" para "volver en cuanto sea posible" al respeto de un acuerdo que "contribuye a preservar la paz en Oriente Medio".

Con la decisión de retirarse del acuerdo con Irán, Trump cumplió con una promesa de campaña. Pero se desconoce cuál será el impacto a largo plazo de esta decisión para la política exterior de Estados Unidos y Oriente Medio. Algunos analistas advierten que la medida complicará los esfuerzos de Estados Unidos para llegar a un acuerdo con el líder norcoreano Kim Jong Un sobre su programa de armas, aún más avanzado que el de Irán.

El exdirector de la CIA, John Brennan, dijo que la medida de Trump "le da a Corea del Norte más razones para quedarse con sus armas nucleares". El expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, impulsor de ese tratado multilateral, salió de su silencio y tildó de "equivocada" la decisión de Trump.

Según Obama, la convicción de que el acuerdo con Irán es eficaz es compartida "por aliados europeos, expertos independientes y hasta el actual Secretario de Defensa" y además responde al interés de Estados Unidos.