000_10O9SQ.jpg
La falta de pollo ha dejado a una legión de entusiastas sin su querida ración - AFP
21 Feb 2018 03:05 AM

Cientos de restaurantes KFC en Reino Unido cierran por falta de pollo

Esta escasez causó indignación entre muchos amantes de la cadena.

Cientos de restaurantes de comida rápida de la cadena KFC seguían cerrados este miércoles en el Reino Unido por falta de pollo, dejando a una legión de entusiastas sin su querida ración.

La escasez, que se prolongará toda la semana en algunas partes del Reino Unido, causó indignación pero también dio pie a muchas bromas en las redes sociales.

"Así que KFC se ha quedado sin pollo. Así empieza el apocalipsis", escribió @jonevans78, mientras que la empresa Quorn, fabricante de productos sustitutos de la carne, vio su oportunidad e invitó a probar "los Quorn Crispy Nuggets como alternativa".

KFC (antes Kentucky Fried Chicken, el "rey" del pollo frito) dijo el miércoles que cerca de 450 de sus 900 locales en el Reino Unido seguían cerrados este miércoles por "problemas operativos".

El problema es de la empresa alemana de transporte DHL, que se encarga de hacer llegar el pollo a los restaurantes y no lo está haciendo.

"Cada día se sirven más pedidos", dijo un portavoz de KFC. "Sin embargo, esperamos que la perturbación siga afectando a algunos locales en lo que queda de la semana, lo que implica que algunos van a cerrar y otros operarán con un menú reducido o durante menos horas", agregó.

La crisis comenzó el pasado fin de semana, poco después de que KFC dejara de trabajar con la empresa sudafricana de transporte Bidvest y pasara a hacerlo con DHL para la entrega de la materia prima.

Clientes desesperados

"Hemos adoptado un nuevo socio para las entregas pero hemos tenido algunos problemas iniciales para despachar pollo fresco a 900 restaurantes en todo el país, algo muy complejo", dijo KFC.

"Sabemos que esto puede haber causado inconvenientes a algunos de ustedes en los últimos días y que los puede haber decepcionado cuando querían su menú de pollo frito", agregó la empresa.

La prensa británica citó casos de empleados desesperados de KFC tomando la iniciativa y comprando el pollo ellos mismos, mientras que el diario Daily Mail reveló que habrá que destruir grandes partidas de pollo almacenadas por DHL que no llegaron a su destino.

"Algunos pollos ya cruzaron la carretera", dijo KFC en Twitter, aludiendo a un famoso chiste -"¿Por qué el pollo cruzó la carretera?"- e incluyendo un enlace con la lista de restaurantes abiertos.

La desesperación de muchos clientes habituales les llevó a llamar a la policía, que tuvo que pedir calma.

"Por favor, no nos escriban a nosotros por la crisis de KFC, no es un problema de la policía que su restaurante favorito no esté sirviendo el menú que usted desea", sentenció la autoridad.

John Boulter, de DHL, aseguró que la firma está trabajando "para volver a los niveles normales lo antes posible".

"Estamos estudiando las razones de esta interrupción imprevista de este complejo servicio", agregó sin dar más detalles.

Pero el sindicato GMB culpó de los problemas a la decisión de KFC de sustituir a Bidvest, lo que provocó 255 despidos en esta empresa y el cierre de un almacén.

"Tratamos de advertir a KFC que la decisión tendría consecuencias", dijo Mick Rix, dirigente del sindicato.