SantosyDonaldTrump.jpg
Los presidentes de Colombia y Estados Unidos, Juan Manuel Santos y Donald Trump, el 18 de mayo de 2017 en la Casa Blanca, en Washington / Foto de AFP
10 Mar 2018 07:39 AM

Casa Blanca confirma la visita de Donald Trump a Colombia

El mandatario estará en la Cumbre de las Américas y posteriormente llegará a territorio nacional.

La participación del presidente estadounidense, Donald Trump, en abril en la próxima Cumbre de las Américas en Perú, y su posterior viaje a Colombia, servirán para profundizar los "históricos lazos" con sus socios en la región, informó este sábado la Casa Blanca.

"Este viaje muestra el propósito del Presidente para profundizar nuestros históricos lazos con nuestros socios en la región y fortalecer nuestro compromiso conjunto para mejorar la seguridad y la prosperidad de la gente de América", indicó la oficina de prensa presidencial en un breve comunicado.

El viaje había sido adelantado a Efe el viernes por dos fuentes de la Casa Blanca. Trump sostendrá reuniones con el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, y luego en su viaje a Colombia, con el presidente Juan Manuel Santos.

En la cumbre de Lima (Perú), que tendrá lugar el 13 y 14 de abril, el mandatario estadounidense desea "encontrarse con socios y aliados que comparten nuestros valores y creen que la promesa de un futuro seguro y próspero se asiente en fuertes democracias, comercio recíproco y justo, y fronteras seguras", agregó la nota.

La Cumbre de las Américas es una cita que reúne cada tres años a los presidentes del continente, y la Casa Blanca no había aclarado hasta ahora si Trump planeaba asistir. Uno de los principales asuntos que tratará el mandatario de EE.UU. será la crisis que atraviesa Venezuela, tema que ha centrado casi todas sus conversaciones con los gobiernos del continente.

Estados Unidos ha respaldado la decisión de Perú de retirar la invitación a la Cumbre al presidente venezolano, Nicolás Maduro, por impedir la celebración de elecciones democráticas en su país, aunque varios países latinoamericanos están solicitando que el país anfitrión reconsidere su postura.