Alex Thomson: no descarto que en Colombia estén operando con Cambridge Analytica

Foto: Facebook, de donde Cambridge Analytica sacó los datos de las personas / AFP

El corresponsal en jefe de Channel 4, del Reino Unido, medio que denunció el escándalo, habló con LA FM de las pesquisas sobre la empresa acusada de usar datos personales de usuarios de Facebook para influir en el voto.

Alex Thomson, corresponsal en jefe de Channel 4, del Reino Unido, medio que está adelantando la investigación sobre Cambridge Analytica, habló con LA FM. Se trata de la empresa acusada de usar datos personales de usuarios de Facebook para influir en su voto.

Hasta ahora se conoce cómo funcionaba. Aleksandr Kogan era el cerebro. Este joven investigador ruso en psicología y psicometría desarrolló, vía su empresa Global Science Research (GSR), la aplicación “thisisyourdigitallife” (esta es tu vida digital), que proponía un test de personalidad en la red social Facebook.

Los datos fueron transmitidos a Cambridge Analytica, que los usó para influir en el voto de los electores en Estados Unidos con mensajes a medida. Kogan asegura que Cambridge Analytica le convenció de que trabajaban dentro de la legalidad y ajustándose a los términos de uso de Facebook, pero reconoce también que pudo hacer más preguntas.

Kogan emigró con su familia a Estados Unidos cuando tenía 7 años, estudió en la Universidad californiana de Berkeley y se doctoró en Hong Kong en 2011 antes de unirse a la Universidad británica de Cambridge como profesor. Además, es investigador asociado de la Universidad rusa de San Petersburgo.

Tras la manipulación de los datos, Thomson habló con LA FM de la posibilidad de que tal empresa, Cambridge Analytica, haya tenido tentáculos en Colombia. Según dijo, él no tiene información precisa de su parte sobre Cambridge Analytica en Colombia, pero advirtió que cualquier persona que utilice una plataforma como Facebook, incluso Google, deja sus datos para que esas firmas las utilicen sin advertencia. Según dijo, los datos que una persona les da a esas plataformas son utilizados, incluso, en plataformas políticas. Así las cosas, no descartó que tal empresa esté operando en Colombia.

De hecho, dijo, es posible que la manipulación de datos se esté haciendo desde WhatsApp. “Absolutamente, WhatsApp tiene acceso a todo su teléfono. Para estas compañías usted no es un usuario, es un producto para que la puedan vender cosas. En este caso, hacer política”, dijo Thomson en LA FM.

Thomson también explicó que su medio llegó al tema porque escucharon que Cambridge Analytica influyó en la gente para que fuera a votar enojada en el Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea mediante una consulta en la que ganó el sí a la marcha del bloque del Viejo Continente.

Otra de las personas investigadas es Alexander Nix. Este directivo acaba de ser suspendido de su cargo de director de Cambridge Analytica tras explicar, a un periodista encubierto de la televisión Channel 4 que se hizo pasar por un cliente potencial de Sri Lanka, como funcionaba todo. En las grabaciones se le puede ver presumir de tender trampas a candidatos políticos con prostitutas ucranianas o de cómo arruinar la reputación de un político tentándole a aceptar sobornos, además de presumir de que su empresa logró la victoria para Donald Trump.

Nix estudió en la prestigiosa escuela de Eton, factoría de líderes británicos, y la Universidad de Mánchester. Fue analista de la empresa Strategic Communication Laboratories (SCL), a la que pertenecía Cambridge Analytica.

El otro involucrado es Christopher Wylie. Este canadiense de 28 años de edad y cabello teñido de rosa estudiaba predicción de tendencias y, según explicó al periódico The Observer, eso le llevó a analizar la relación entre los estudios de personalidad y el voto en unas elecciones, por lo que recibió una oferta de Alexander Nix para trabajar en Cambridge Analytica.

Dice haber conocido también a Steve Bannon, exconsejero de Trump, y a Rebekah Mercer, la hija de un multimillonario que ayudó al presidente estadounidense. Sin embargo, empezó a parecerle que los métodos de Cambridge Analytica eran “problemáticos” porque usaban “datos privados sin consentimiento”, explicó a la televisión canadiense CBC.

En el caso también aparece Robert Mercer. Este empresario estadounidense de 71 años de edad construyó su fortuna con los fondos de inversión y es uno de los principales contribuyentes al Partido Republicano estadounidense. Financió Cambridge Analytica con unos 15 millones de dólares y su hija Rebekah pertence al consejo de administración de la empresa, según The Daily Beast.

Mercer se hizo rico gracias a los algoritmos complicados. Informático en IBM, luego se unió al fondo especulativo de inversiones Renaissance Technologies. Fue uno de los pocos empresarios de perfil alto en apostar por Trump.

Finalmente está el ideólogo Steve Bannon. Fue el consejero más cercano al presidente Donald Trump hasta su cese en el verano (boreal) de 2017. Según The Observer, dirigió Cambridge Analytica. Estuvo a cargo del medio digital ultraconservador Breitbart News antes de convertirse en director general de la campaña de Trump y consejero estratégico de la Casa Blanca hasta agosto de 2017. El presidente lo destituyo tras la publicación del libro “Fire and Fury” de Michael Wolff, que contenía revelaciones explosivas sobre el primer año de gobierno de Trump, algunas reveladas por Bannon.

También puede consultar: Cambridge Analytica marca el más reciente capítulo de escándalos de Facebook

Alex Thomson, investigador de Canal 4, arrojó en LA FM más detalles respecto a los alcances de Cambridge Analytica