Wisconsin, disturbios
Redes sociales
25 Ago 2020 08:09 AM

Abuso policial en Wisconsin desata caos con decenas de edificaciones incineradas

Las autoridades declararon el estado de emergencia e impusieron un toque de queda.
agenciaefe
Agencia
Efe

La ciudad de Kenosha (Wisconsin, EE.UU.) vivió hasta la madrugada del lunes fuertes disturbios después de que agentes de la Policía le dispararan a un afroamericano por la espalda, un incidente captado en video y que desató una ola de indignación.

El afecado, identificado como Jacob Blake, se encuentra en el Hospital Froedtert de Milwaukee en condición grave, informaron este lunes las autoridades locales.

Lea además: Se derrumbó edificio en la India: al menos cinco muertos y 15 desaparecidos

Más de 100 edificios y decenas de vehículos fueron incinerados por las turbas enfurecidas, según reportes parciales de medios locales.

El incidente se produce después de las multitudinarias protestas por la muerte el 25 de mayo en Mineápolis (Minesota) del afroamericano George Floyd, quien fue asfixiado por un policía blanco.

Según la estación local WISN, de la cadena FOX, el hombre baleado "estaba siendo arrestado por un incidente de violencia doméstica y, por alguna razón, varios agentes trataron de someter al sospechoso".

En respuesta a lo acontecido,  los manifestantes marcharon hacia el Edificio de Seguridad Pública de Kenosha coreando "Sin justicia, no hay paz".

Lea también: Temor por grandulón que da abrazos a la fuerza: "Ahora tienes Covid"

Una hora más tarde un camión municipal de recolección de basuras, colocado para impedir el paso hacia la jefatura de policía, quedó envuelto en llamas mientras la Policía disparaba granadas de gas lacrimógeno.

Pese a los intentos de las autoridades la situación se salió de control y los desmanes se presetaron en diferentes zonas.

Algunos manifestantes también rompieron los cristales de algunos comercios y quemaron vehículos que estaban estacionados en la calle.

Las autoridades declararon el estado de emergencia e impusieron un toque de queda, que comenzó a medianoche y se prolongó hasta las siete de la mañana de este lunes.

Además, el condado de Kenosha informó hoy que el Edificio de Seguridad Pública y los tribunales de la urbe permanecerán cerrados debido a los daños registrados durante las protestas.