La actriz Daniela Vega representa a comunidad LGBTI en festival de Panamá

Foto: Daniela Vega / AFP

La primera actriz transgénero en presentar un premio en la gala de los Óscar abrirá la noche de este jueves el festival, que se extenderá hasta el 11 de abril en Ciudad de Panamá.

El Festival Internacional de Cine de Panamá comienza este jueves con la actriz transgénero chilena Daniela Vega como protagonista y “altavoz” de quien no puede expresar sus opiniones por su condición sexual o de género. Y lo hace a través de un arte que, dice, le salvó la vida.

Vega, protagonista de la cinta “Una mujer fantástica”, ganadora este año del Óscar a la mejor película extranjera, es la máxima estrella de la séptima edición del festival panameño.

“Hay gente que no tuvo un micrófono para decir lo que pensaba o lo que sentía y ya no está. El arte salva vidas y salvó la mía”, afirmó Vega en conferencia de prensa.

En la quinta película del chileno Sebastián Lelio, Vega interpreta a Marina, una mujer transgénero que ante la muerte de su pareja se enfrenta a la discriminación y el rechazo de la familia del difunto.

“El mundo está disponible para escucharse y tal vez Panamá puede ser un bonito oído en el mundo para amplificar la voz de quienes no la tienen”, sostuvo la estrella sudamericana.
Su presencia tiene particular relevancia en Centroamérica, una región en la que valores religiosos han permeado fuertemente la política, en un reflejo de lo que ocurre en sus sociedades.

Esto fue palpable en la polarizada campaña presidencial en Costa Rica, centrada en el matrimonio homosexual y donde el candidato conservador evangélico ganó en la primera vuelta, aunque finalmente perdió en la segunda.

Para la interprete, también a nivel mundial hay una vuelta al conservadurismo como respuesta a los avances en derechos sociales que ha tenido la comunidad LGTBI.

“Es una respuesta a lo que estamos haciendo quienes creemos que la diversidad es una llave hacia mayor apertura de emociones humanas”, dijo.

 Las aves no necesitan pasaporte 

Vega nació en Santiago de Chile hace 28 años. Fue peluquera y participó en 2014 en el videoclip de la canción “María”, del músico chileno Manuel García. Ese mismo año debutó en el cine con “La visita”, de Mauricio López Fernández.

Víctima de acoso en el colegio, Vega no ha cambiado de identidad ni de sexo en su pasaporte porque la ley chilena lo impide. La intérprete tuvo que rechazar el reconocimiento de hija ilustre de Ñuñoa, la comunidad donde vive, por no haber podido cambiar el nombre en su carnet de identidad.

“Esta mañana tomando mi café en el hotel miraba diferentes aves volar en círculo. Eran distintas y yo no vi que ninguna de ellas quisiera oprimir a la otra porque considere que ese es su espacio. Las aves no necesitan pasaporte para volar”, indicó Vega.

“¿Por qué nosotros necesitamos justificar una y otra vez lo que somos?”, se preguntó la artista.

En el último año nadie ha quedado indiferente ante el fenómeno Vega y los principales diarios internacionales han caído rendidos ante la personalidad, el aplomo, la dignidad y la actuación de la actriz y cantante de lírica.

“El cine es precisamente para mover el corazón, abrir la mente”, sostuvo por su parte Pituka Ortega, la directora del festival.

“Como Festival estamos orgullosísimos de poder tener esta película (‘Una mujer fantástica’) para nuestra apertura”, añadió Ortega.

En el Festival de Panamá se podrán ver 75 películas de todo el mundo, en una muestra a la que acudirán también las actrices Geraldine y Oona Chaplin, hija y nieta, respectivamente, de la leyenda del cine, Charlie Chaplin.

Los actores Eduardo Noriega (España) y Nahuel Pérez Biscayart (Argentina); los directores Gustavo Salmerón (España), Gustavo Rondón Córdoba (Venezuela), Zaradasht Ahmed (Noruega), Michel Franco (México) y las cineastas Giada Colagrande (Italia) y Laura Mora Ortega (México) también estarán presentes.

Con información de AFP