Foto5.jpg
Instagram: nardyasinead
24 Ene 2017 11:57 AM

Joven conmociona las redes con un lamentable post de despedida

Nardya Miller, de 25 años de edad, es una joven australiana que envió un triste mensaje de despedida a sus seguidores en Instagram.
La
Fm

Miller nació con Fibrosis Quística, una enfermedad genética que hace que los pulmones y el sistema digestivo se taponen debido a una mucosidad; sin embargo esto no le generó ningún impedimento para continuar su vida y convertirse en maquilladora profesional.

En 2014, Nardya se sometió a un trasplante pulmonar para mejorar su calidad de vida y sentirse mucho mejor, pero 11 meses después de la cirugía, su cuerpo rechazó el doble trasplante de pulmón y desde aquel momento la salud de la australiana comenzó a decaer día tras día.

A principios de enero de este año, los médicos del hospital de Brisbane, Australia, quienes son los que atienden a Nardya, le comunicaron a ella y a su familia que cuenta con unas semanas de vida.

Por tal razón, Nardya Miller escribió un inspirador mensaje a través de Instagram, y lo acompañó con una foto de ella, en sus últimos días de vida.

"Quizá te conocí toda mi vida. Quizá te conocí por diez años, tal vez tan sólo un momento. Pero en menos de una semana nunca más te veré, nunca más veré tu rostro, nunca más te hablaré, tocaré, abrazaré. Pero siempre te amaré, y [estarán] las amistades que construimos y los recuerdos que tuvimos. Las cosas no siempre se dan como las planeamos en vida, habrá muchas cosas que nunca tendré, lugares a los que nunca iré y cosas que no veré. Pero siempre estaré mirando. Siempre. Sonriendo. Porque estuve aquí. Nunca me rendiré. Como siempre. Ahora estoy simplemente dejándolo ir. Los detalles de mi entierro serán publicados una vez que todo se haya organizado. Y, por favor, les ruego que vivan su vida de manera plena".

Nardya espera la muerte junto a su novio Liam Fitzgerald, quien no culpa a la enfermedad, sino la incompatibilidad del trasplante. También la joven en su perfil de Facebook emitió un mensaje “No se preocupen, sean felices”.