COLP_167523.jpg
Colprensa - Álvaro Tavera
26 Abr 2018 11:39 AM

Identidad, apuesta de Colombia para las pasarelas del mundo

A lo largo de la feria una de las más esperadas por el público bogotano fue Lina Cantillo, quien ya ha conquistado en ediciones pasadas con su sastrería milanesa.

Los 40 diseñadores que participan en la presente edición del Bogotá Fashion Week, que termina hoy tres días de pasarelas y ruedas de negocios, han tenido como común denominador en sus propuestas el rescate de la identidad colombiana como punto de partida para llegar a los mercados internacionales.

Orgullosas de los bellos y coloridos paisajes del país, las hermanas Sandra y Diana Rodríguez, de "Barceloneta Swimwear", se ganaron los aplausos de los conocedores al presentar "Vida Macarenia", su más reciente trabajo.

En la pasarela quedó reflejado Caño Cristales, conocido como el río más bonito del mundo y en el que se inspiraron, así como la Macarenia Clavigera, que florece de junio a diciembre y cuya imagen utilizaron en los estampados y apliques.

Lea también: Los Rolling Stones lanzarán una colección de 15 vinilos con grandes éxitos

"Las cascadas propias de ese lugar las convertimos en volantes, tiras y moños con detalles de flores en las lycras especiales que manejamos", dijo Sandra Rodríguez.

También, Adriana Santacruz deslumbró con su ya conocida "moda con espíritu", como denomina al hecho de utilizar revolucionarias técnicas de tejido ancestral de la mano de varias tribus de su natal Nariño, departamento del suroeste de Colombia, frontera con Ecuador.

En "La Ruana", nombre que le dio a su propuesta, actualizó los tejidos de telar gracias a tintes naturales y brocados.

Otros que han hecho parte de las pasarelas del Bogotá Fashion Week han sido el colectivo Hebrante y Pessoa, que dio a conocer "Raíces" para la temporada otoño-invierno, en la que combinaron tejidos y una paleta de color que abarcó desde el blanco hasta el verde militar en enterizos, sastres y abrigos, entre otras prendas.

A su turno, Andrea Castro, diseñadora de la marca "Experimental Couture", mostró "Essence", conjunto de atuendos basados en las obras de la artista colombiana Sara Rayo y su arte tridimensional.

En la puesta en escena se "hicieron cortes láser y sobreposiciones de tejidos para permitir ver lo que hay debajo de nosotros, aunque no totalmente", confesó Castro, quien agregó que su colección está pensada para una mujer "actual, llena de ocupaciones y que necesita prendas que le faciliten la vida".

Las piezas de "Essence", complementó el empresario colombiano Leon Amitai, presidente del grupo textil Sutex, "son tan innovadoras que no dudamos en colaborar en esta labor porque para nosotros la estética del arte es la fuente de inspiración más importante que pueden tener los creativos".

A lo largo de la feria una de las más esperadas por el público bogotano fue Lina Cantillo, quien ya ha conquistado en ediciones pasadas con su sastrería milanesa.

Esta vez, la barranquillera optó para vestir a los hombres por el terciopelo, que apareció en el tradicional negro, así como en verde y azul noche.

Algunos de los modelos de Cantillo desfilaron usando sombreros mientras otros lo hicieron arropados por fibras naturales.

Finalmente, el "Jardín Nocturno", de Isabel Henao, permitió apreciar prendas con delicados bordados, apliques en cuero y telas plisadas y con reflejos que evocaron el brillo de la noche capitalina.

Con información de EFE