Gary Oldman gana el Óscar a mejor actor por “Las horas más oscuras”

Foto: Gary Oldman gana oscar a mejor actor - AFP

El actor se sometió a una profunda transformación física gracias a horas de maquillaje para convertirse en Churchill en la película dirigida por Joe Wright.

El británico Gary Oldman ganó el domingo el Óscar a mejor actor por su elogiada personificación del primer ministro Winston Churchill en “Las horas más oscuras”.

Oldman, uno de los galardonados cantados de la gala tras recibir la aclamación unánime de la crítica por su trabajo, le arrebató la estatuilla a Timothee Chalamet (“Llámame por tu nombre”), Daniel Day-Lewis (“El hilo fantasma”), Daniel Kaluuya (“¡Huye!”) y Denzel Washington (“Roman J. Israel, Esq.”).

“Me gustaría saludar a sir Winston Churchill, que ha sido una compañía maravillosa en lo que se puede describir como un viaje increíble”, dijo el versátil Oldman, al alzarse con el primer Óscar de su carrera.

Era la segunda candidatura del actor a los premios de Hollywood, después de la que logró por su gris espía británico Smiley del film de 2011 “El Topo”.

El domingo, su encarnación del primer ministro británico en un momento crucial de la Segunda Guerra Mundial, cuando se negó a claudicar ante Adolf Hitler y la Alemania nazi, le valió a Oldman el preciado galardón a pocos días de cumplir 60 años y tras casi cuatro décadas de carrera en las que se ha ganado una merecida reputación de versatilidad.

El actor se sometió a una profunda transformación física gracias a horas de maquillaje para convertirse en Churchill en la película dirigida por Joe Wright.

En la 90 entrega de los premios más cotizados de la industria cinematográfica, Oldman mostró su gratitud hacia su madre.

“Ella es mayor que el Óscar, cumplirá 99 jóvenes años en su próximo cumpleaños. Y está viendo la ceremonia desde la comodidad de su sofá. Le digo a mi madre, gracias por tu amor y apoyo. Pon la tetera al fuego. Llevaré el Óscar a casa“.