273.jpg
9 Feb 2018 06:52 AM

Equipo periodístico dice haber sido atacado por un demonio en el Bronx de Bogotá

Rafa Taibo, director de Ellos Están Aquí, dijo que dos de sus compañeros fueron “abrazados” por ese ser del bajo mundo.

Mucho se habla en distintos escenarios de cómo los seres del más allá visitan la Tierra para lograr comunicarse con alguien. Al respecto, hay quienes son supremamente escépticos frente a la posibilidad de que esos seres –que para muchos son fantasmas– puedan existir e intimidar a alguien.

A propósito del tema, Rafa Taibo, director de Ellos Están Aquí, habló de la experiencia que vivió con su equipo de trabajo en una serie de visitas al sector del Bronx, un lugar que era utilizado por los expendedores de droga para torturar y asesinar a muchas personas.

En diálogo con LA FM, Taibo dijo que su trabajo en el Bronx fue “realmente inquietante” porque algo que le parecía divertido se convirtió en algo que representó algo de peligro para su vida.

“Para mí es una aventura ir a lugares misteriosos en la noche con mujeres exóticas y semidesnudas que se me aparecen pero de repente esto que era tan divertido y que era una aventura –un poco un Indiana Jones de los paranormal– se ha convertido en algo que presenta una cara del peligro real que vivimos”, explicó.

Relató como en el Bronx dos de sus compañeros, Alexander e Isa, sufrieron lo que ellos y el resto de expertos califica como una ataque directo de un ser del bajo astral. Según él, esto es lo que muchos conocen como un “demonio”.

“Ese demonio les abrazo la cara, en una cosa increíble. Ahí dije dónde estoy metido. Me encontré con una realidad que no había considerado y a partir de ahí todo ha cambiado sin perder el optimismo y el sentido del humor sin el cual es imposible habitar el planeta pero cuidado, todo con un poquito más de precaución de lo que hacemos, cómo lo hacemos y dónde lo hacemos”, agregó.

Este domingo, en el regreso de Ellos Están Aquí, Rafa Taibo presentará apartes de la grabación de ese ataque registrado junto a su equipo de trabajo.