cara-d.jpg
Cara Delevingne / AFP
15 Abr 2018 08:09 AM

Cara Delevingne, en contra de Coachella

La modelo se encuentra en completo desacuerdo con el manejo que le da el dueño del festival al dinero, pues lo destina para incentivar la desigualdad y discriminación.

Tiempo atrás, varias noticias relacionadas con el dinero recolectado en Coachella comenzaron a circular por internet, pues varios medios confirmaron de manera masiva que los organizadores del festival, financiados por senadores y políticos, estaban buscando la forma de combatir el matrimonio homosexual, el aborto y hasta motivar la desigualdad entre sus asistentes.

Instagram amaneció desde el pasado viernes 13 de abril con una amplia gama de publicaciones de algunos artistas y celebridades que asistieron al famoso festival de música que se lleva a cabo en Estados Unidos. Año tras año, gracias a la extensa ubicación en Palm Springs, miles de personas logran disfrutar de uno de los eventos mundiales más importantes en la industria, puesto que actúan los mejores cantantes y grupos, asisten personajes célebres y cientos de fanáticos que lucen los mejores outfit del momento.

Sin embargo, no todas las figuras públicas e internacionales están de acuerdo con Coachella y por tal razón prefieren no asistir y conservar sus ideales.

Cara Delevingne es uno de estos personajes que se encuentra en desacuerdo con el manejo del festival, pues sin ser algo público, en las últimas horas la joven ya interpuso una denuncia junto a Adwoa Aboah en contra de Coachella, pues sus argumentos acusan a los organizadores de incentivar la discriminación y la desigualdad.

Según medios internacionales, Coachella no es un evento económico y mucho menos barato, por lo cual solo ciertas personas tienen el privilegio de asistir y disfrutar de las presentaciones musicales. Los costos y precios son abusivos con el bolsillo de quienes quieren consumir algo dentro del lugar, además de nombrar la dificultad que tienen algunos para hospedarse en Palm Springs.

Un medio de comunicación estadounidense publicó en el mes de enero un artículo en el que hablaba acerca del dueño del festival, Philip Anschutz, el cual donó casi 200 mil dólares a grupos conservadores, incluidas algunas organizaciones anti-LGTB, anti-aborto y que se encargan de promover la desigualdad social.

Por tal motivo, famosas como Delevingne y Aboah han compartido en sus perfiles de Instagram fotos en las que advierten a sus seguidores, que el dueño de Coachella está donando el dinero a colectivos a favor de las armas, luchando contra estas comunidades y por tal motivo prefieren no fomentar y patrocinar las conductas negativas contra la vida.