COLP_059443-1.jpg
Colprensa / Archivo
30 Ene 2017 06:34 PM

Juez definirá el 1 de febrero si directivos de Estraval van a la cárcel

La juez 26 con funciones de conocimiento definirá si envía a la cárcel a los siete directivos de Estraval por el escándalo de las libranzas.

Lo anterior, en razón a la verificación del material probatorio que debe realizar el despacho, y que fue presentado por la Fiscalía durante la audiencia de solicitud para que se imponga la medida de detención en centro carcelario.

Durante la audiencia, en la que los defensores de los directivos de Estraval piden a la juez no imponer la medida, los abogados afirman que no todas las operaciones de libranza hechas por esa compañía presentaban problemas de liquidez.

Así lo indicó la abogada Ángela María Buitrago, quién señaló que la Fiscalía calificó como ilegales todas las operaciones realizadas por Estraval en el mercado de valores, cuando eso no es cierto.

"No podemos ser tan alegres, e iniciar una investigación de este estilo con conclusiones, cuando  la Fiscalía, si ni siquiera el liquidador, ha terminado con el proceso. Es muy fácil señalar a estas personas de cometer algún comportamiento delictivo al momento en que la misma Fiscalía dice que hay 460 pagarés que no tienen ningún problema, es decir que están limpios, y que solo sería el 17 % de los pagarés que tendrían problemas de fondos para ser comercializados. Es decir, no todos los pagarés están en esta situación", aseguró.

Bajo ese entendido, según la defensora, no se puede sindicar a los investigados de vender títulos valores sin beneficios para quienes los adquirían.

"Si las cuentas están claras, creo que la cifra reportado no incluye las operaciones de todas las libranzas, en razón a que de los 860 pagarés libranzas revisados, solo el 46 % aparentemente no tendría saldos cuando fueron vendidos, mientras que el 52 % si tenían saldo, y el 2 % restante no se pudo determinar su estado final", añadió.

Finalmente, la jurista explicó que la venta de pagarés de libranza, no es una captación ilegal de dinero, sino una operación transaccional en la cual el cliente conoce de antemano el título valor que está adquiriendo.

"Que alguien piense que no le guste los pagarés de libranzas es respetable, pero es legal, y un hecho que resaltó el fiscal es que había una estrategia para captar recursos, pero la misma Superintendencia dice que durante siete años que se venían realizando las actividades acorde con la ley, es decir las libranzas se vendían a través de una estrategia de ofrecimiento al público", puntualizó.