vivienda_ingimage_02e89993_1409346537_1_1475186286.jpg
Ingimage.
4 Ene 2017 09:45 AM

Fitch prevé que este año tampoco caerán los precios de la vivienda

Según un análisis realizado por la firma calificadora de riesgos, Fitch Ratings, los precios de la vivienda en Colombia no sufrirán caídas significativas este año.
La
Fm

El estudio señala que la firma "no anticipa reducciones de precio significativas para las propiedades residenciales en Colombia, en donde el déficit de vivienda urbana debería limitar el impacto en precios, presionado por una demanda debilitada, la cual ha disminuido en el entorno económico actual".

Sostuvo además que "el crecimiento de precio de construcciones nuevas está estancado y Fitch espera que los precios de vivienda existente sigan una tendencia similar".

Para el caso de Brasil, otro de los países que hicieron parte del análisis, Fitch Ratings espera que "los precios promedio se reduzcan en 10% en términos reales durante 2016 y opina que hay probabilidad de disminuciones adicionales en 2017".

Indicó Fitch, que a pesar de una presión a la baja en los precios reales, los precios nominales se han movido marginalmente desde inicios de 2015. Fitch proyecta una disminución de 3.3% del producto interno bruto (PIB) en 2016 y una recuperación solamente modesta en 2017.

Entre tanto, las áreas metropolitanas más importantes de Brasil aún sufren de un desequilibrio de oferta y demanda en el mercado de inmuebles, que debería limitar disminuciones generales en los precios en el mediano y largo plazo.

Mientras que en México, "Fitch espera que los fundamentos de oferta y demanda, junto con la estabilidad macroeconómica continúa, respalden la estabilidad de los precios de vivienda reales".

El análisis señala además que los precios de construcción nueva aumentaron temporalmente en los últimos 12 meses a septiembre de 2016, debido a la volatilidad del mercado de divisas que causó que los costos de construcción de vivienda incrementaran.

Por tanto, la agencia proyecta un crecimiento modesto del PIB de 2.0% en 2016, que gradualmente aumentará hasta 2.6% en 2017 y 3.2% en 2018. Las tasas de interés bajas deberían continuar apoyando el acceso a las hipotecas y, por consiguiente, la demanda de vivienda.

Finalmente, para el caso de Chile, Fitch espera que la demanda de viviendas continúe disminuyendo desde su auge en 2015, estabilizando los precios en el corto plazo.

La agencia proyecta que "el crecimiento económico se desacelere a 1.5% en 2016 desde 2.3% en 2015, constituyendo el tercer año de disminución. Un aumento esperado en el desempleo y normas de crédito hipotecario más estrictas deberían mermar aún más la demanda".