Tia-la-fm-Colprensa.jpg
Imagen de referencia de Colprensa
23 Nov 2017 04:55 PM

Cierre de Almacenes Tía deja tristeza y amargura a más de 500 mujeres cabeza de hogar

La nostalgia invade a las mujeres cabeza de hogar que trabajaron toda su vida en el Tía.
La
Fm

Más de 500 mujeres, en su mayoría madres cabeza de hogar, quedaron en el limbo por cuenta del cierre de la tradicional cadena de Almacenes Tía, que llevaba más de 70 años operando.

LEA TAMBIÉN: Almacenes Tía, que llega a su fin tras 77 años

Muchas de ellas dieron toda su vida a este empleo, que ahora se resume en una simple carta de despido y su liquidación.

Según relató Hilda Marín , su casa y el sustento de sus hijos se los debe a los 22 años que duró trabajando en este lugar. Con lagrimas en sus ojos esta mujer recordó que en 1995 ingresó allí a trabajar en uno de los almacenes más acogidos en la época por los bogotanos, el cual hoy cierra sus puertas por una crisis financiera, dejándola a ella y otras 500 mujeres sin un horizonte fijo y en medio de una apretada situación económica.

“Es muy triste esta noticia, porque de ahora en adelante no sabemos qué hacer. Entregué los mejores años de mi vida a este trabajo y ahora no va a ser fácil encontrar un nuevo empleo" apuntó.

A su vez Ana Morales, una mujer de 50 años de edad, quien duró más de 30 años trabajando allí, aseguró que cuando ingresó al Tía en el año 1984 esta cadena era muy prospera y tenía muchos clientes, aunque con el tiempo y la llegada de las grandes superficies fue bajando las ventas y disminuyendo el número de compradores.

El inesperado anuncio del cierre esta cadena solo dejó gratitud para esta madre cabeza de hogar, que aunque por ahora no sabe que hará, solo recuerda que la educación de sus hijos y la casa donde habitan fue fruto de su salario de 34 años de trabajo en estos almacenes que hoy solo quedarán en la historia.

“Me llevo los mejores recuerdos con nostalgia, para mí esto es muy doloroso porque prácticamente pasé mi vida y mi juventud en esta empresa de aquí pagué la educación de mis hijos y también compré mi casa", señaló con voz entrecortada.

Lea también:

 

 

Sin embargo, Luz Mary Sánchez, tesorera del sindicato del Tía, quien duró más de 40 años en esta empresa, aseguró que los dueños de la compañía debieron haber dado un preaviso a los trabajadores antes de haber cerrado sus puertas de manera definitiva.

Sánchez afirmó que se está obligando al personal a firmar unas liquidaciones, "haciendo un proceso viciado de nulidad", desconociendo las garantías sindicales y el derecho de los trabajadores.

La organización sindical denuncia que este cierre también obedece a la llegada de grandes multinacionales que están sacando del mercado a las cadenas locales.

Los empleados que pertenecían a esta cadena de almacenes piden la intervención del Ministerio de Trabajo, aunque aseguran que hasta el momento no ha habido pronunciamiento.