000_13207V.jpg
AFP.
23 Mar 2018 11:18 AM

Uruguay derrota a República Checa en su preparación a Rusia 2018

Suárez y Cavani meten a Uruguay en la final de la China Cup contra Gales.

Un gol de penalti de Luis Suárez y otro espectacular de media chilena de Edinson Cavani bastaron a Uruguay para ganar con oficio a la República Checa (2-0) y clasificarse para la final de la China Cup, donde se medirán al Gales de Gareth Bale.

En el primer partido del año para los charrúas, preparatorio para el Mundial 2018, la República Checa, que ocupa la posición 43 en el ránking FIFA (frente al 22 de los celestes), fue un rival voluntarioso y en ocasiones incómodo, pero con escasa llegada al área rival.

Óscar Tabárez planteó un once inicial con jugadores jóvenes como Rodrigo Bentancur, Diego Laxalt o Nahitan Nández, en la búsqueda de alternativas de cara a Rusia.

Los checos, dirigidos por Karel Jarolim, comenzaron el partido controlando la posesión, pero Uruguay fue metiéndose en el juego rápidamente y en prácticamente su primera llegada con peligro forzó un penalti gracias a una astuta internada de Suárez que el portero Pavlenka sólo pudo detener cometiendo falta.

El delantero barcelonista convirtió la pena máxima y consiguió con ello el gol número 50 con la camiseta de su selección, consolidándose como el mayor goleador de la historia de Uruguay.

Tras este tanto los de Tabárez pasaron a dominar el partido, disfrutando de varias ocasiones en los pies de Suárez y de Cavani, mientras Varela repartía buena parte del juego desde la banda derecha y De Arrascaeta, uno de los mejores del encuentro, participaba en la mayoría de las ocasiones de peligro uruguayas.

Hacia la media hora se presentó la primera y casi única ocasión checa, que la defensa uruguaya, con los atléticos Godín y Giménez como centrales, supieron atajar, y poco después llegaba el segundo gol de Uruguay, de espectacular media tijera de Cavani.

Este es el tremendo gol del uruguayo, difundido por el usuario @AgustinBassoUY:

 

 

El ariete del Paris Saint Germain supo aprovechar un soberbio pase picado de cabeza de Nández para enlazar la chilena y batir por segunda vez a Pavlenka, portero del Werder Bremen.

En la segunda parte, con algo menos de tensión en el juego de los dos equipos, se produjo el debut de Lucas Torreira con la camiseta celeste, mientras que su compañero en la Sampdoria, Gastón Ramírez, disfrutó de la mejor ocasión de esta mitad, un tiro bien colocado desde fuera del área que se fue por encima del larguero.

También lo intentaron en dos oportunidades Bentancur y Carlos "Pato" Sánchez, quien pidió penalti tras caer al área en un lance con el portero checo, aunque el árbitro decidió no dictar la pena máxima.

En los últimos minutos, Giménez se retiró del terreno por molestias en el empeine tras un encontronazo con un jugador checo.

Uruguay y República Checa llevaban más de 20 años sin disputar un encuentro, y hasta ahora habían jugado dos veces -las dos en la Copa Confederaciones de 1997- que se habían saldado con una victoria para cada equipo.

Con información de EFE.