000_PG614.jpg
AFP
11 Jun 2017 05:30 AM

Orgullo en Venezuela por subcampeonato vinotinto en el Mundial Sub-20

El orgullo de los venezolanos por la inolvidable actuación de los muchachos de Rafael Dudamel venció por goleada a la tristeza de la derrota.

La selección Sub-20 de Venezuela se quedó a las puertas de proclamarse campeona del mundo por primera vez en su historia, al perder 1-0 este ante Inglaterra en la final del Mundial de la categoría, disputada en Suwon.

Un gol del delantero del Everton Dominic Calvert-Lewin (35) dio el primer título en un Mundial Sub-20 al combinado británico y despertó del sueño a una 'Mini-vinotinto' que fue la revelación y animadora del torneo surcoreano.

Una derrota por la mínima, luego de un penal fallado y un balón estrellado en el poste, privó a los 'chamos' de Rafael Dudamel y a todo el país sudamericano del sueño de coronarse campeones del mundo.

"El legado que están dejando nuestros futbolistas Sub-20 es de honestidad, es de transparencia, es de profesionalismo", declaró el estratega venezolano.

Es un legado "de ese amor propio del jugador que se levanta con el deseo de triunfar, sin mirar a quién va a hacer daño para lograr sus objetivos. Este es el venezolano que todos queremos, el que vaya hacia adelante y que sepa trabajar con sus compañeros de la mano por la consecución de muchos buenos triunfos", indicó el emblemático técnico de Venezuela con los ojos acuosos a pie de campo desde el estadio de Suwon.

51 años después 

La selección de 'Los Tres Leones' devolvió al país inventor del fútbol a lo más alto de un Mundial, lo que no lograban desde la Copa del Mundo en categoría absoluta de 1966.

"Una espera de 51 años para poder decir de nuevo que Inglaterra es campeona del Mundo, es una emoción increíble", expresó por su parte el seleccionador inglés Paul Simpson, quien reconoció que Venezuela "presionó mucho en la segunda parte".

Los pupilos de Dudamel cuajaron un buen partido, aunque sufrieron el poderío físico y la capacidad de definición de los ingleses, que se adelantaron luego de un doble remate a puerta de Calvert-Lewin desde el interior del área, que superó en su segundo intento a un acertado Wuilker Faríñez.

La presencia de los defensas Ronald Hernández y Williams Velásquez, de vuelta luego de cumplir sanción ante Uruguay en semifinales, fue la principal novedad en el once 'vinotinto'.

Poste y penal 

Venezuela comenzó el choque con la idea de tener el balón y presionar arriba a Inglaterra. Pero los hombres de Simpson llevaban peligro en cada acercamiento al área de Faríñez. Así fue en el minuto 10, cuando el arquero del Caracas sacó un mano a mano con Dominic Solanke.

Minutos después Ademola Lookman volvió a exigir a Faríñez desde la media luna del área. Para entonce el meta, al que el inglés Freddie Woodman arrebató el premio a mejor arquero del torneo, ya se había convertido en salvador de los suyos.

Venezuela llegó a estrellar un balón en el poste en la primera mitad, por medio de Ronaldo Lucena en un lanzamiento de falta (24), aunque el inglés Josh Onomah también vio cómo el travesaño repelía su latigazo desde fuera del área (56).

Pero la ocasión más clara llegó a 17 minutos del final cuando Peñaranda erró un penal que él mismo había provocado. El jugador del Málaga lo había intentado anteriormente con derechazo lejano y un lanzamiento de falta que se escapó rozando el palo, aunque en varias acciones pecó de individualismo.

Dudamel dio entrada en la segunda mitad a Jeferson Soteldo y a Samuel Sosa, pero esta vez ambos jugadores no fueron el revulsivo necesario a pesar de que Venezuela se volcó en los últimos minutos cercando el área inglesa, lo que dio lugar a peligrosas contras en las que hasta Faríñez era sorprendido lejos de su área.

La derrota no resta sin embargo méritos a un elenco de 'chamos' que se quedó a un paso de rubricar con letras doradas su impecable recorrido en el Mundial surcoreano, y que cuentan con todo lo necesario para llevar algún día a la 'Vinotinto' a un Mundial absoluto.

Con información de AFP