miguelangelrusso-colprensa.jpg
Miguel Ángel Russo, técnico de Millonarios / Foto de Colprensa
22 Feb 2018 06:42 AM

Miguel Ángel Russo, de nuevo hospitalizado

El técnico de Millonarios sufrió una fiebre que motivó, en esta ocasión, su hospitalización.

El técnico de Millonarios, Miguel Ángel Russo, fue nuevamente hospitalizado en Bogotá, esta vez porque presentó una fiebre por una bacteria que no han podido atacar.

El jefe de comunicaciones del equipo embajador, César Ardila, aseguró que Russo está internado y que todavía no sabe hasta cuándo podrá estar en la clínica.

“El profesor dentro de su problema de la bacteria intrahospitaliria tuvo su control y tuvo una fiebre por eso los médicos lo están tratando de la manera adecuada, en este momento está en la clínica y debemos saber si debe mantenerse internado o puedo ser dado de alta”, dijo

Miguel Angel Russo fue hospitalizado el pasado 30 de enero en la clínica Santa Fe, luego de presentar una infección urinaria que le impidió estar en la finales de la Superliga y que ganó Millonarios ante Atlético Nacional.

Precisamente, Miguel Ángel Russo había regresado a los entrenamientos con el equipo embajador el jueves de la semana anterior y había vuelto al banquillo de los azules en el clásico de la cuarta fecha ante Atlético Nacional que quedó empatado 1-1.

El entrenador de Millonarios, el argentino Miguel Ángel Russo, fue hospitalizado el 31 de enero pasado en Bogotá debido a una infección urinaria. La información en la clínica Santa Fe  detallaba que la infección “no tiene nada que ver con la cirugía que se le realizó en días pasados, de la cual ya está totalmente recuperado”.

Russo, que fue operado en Buenos Aires de la vejiga por un cáncer de próstata, estuvo incapacitado por varios días. El argentino, que renovó en octubre pasado por dos años más con Millonarios, dirigió luego el entrenamiento del equipo y dijo que la idea es continuar cosechando éxitos con el club, al que condujo el año pasado a conseguir su estrella 15 en la Liga Águila.

Al referirse a su cáncer, del que fue operado a comienzos de enero en Buenos Aires, Russo dijo con voz entrecortada que “se cura con amor, nada más”. Destacó que los jugadores y los directivos del equipo sabían desde hace más de un año de su enfermedad, siempre lo apoyaron y el tema no fue tratado en público. “Todos en el club sabían lo que me pasaba y me respetaron muchísimo. El silencio es bueno”, dijo Russo, de 61 años.

En diálogo con LA FM, Carlos Castro, director científico de la Liga contra el cáncer, quien atiende al estratega en la Clínica Santa Fe, aseguró entonces que sus condiciones son buenas. "Realmente nos tocó casi que amarrarlo para que no saliera para el estadio a dirigir el duelo contra Nacional", dijo.