Gesto de Chiellini a Cristiano sugiriendo que se pagó al árbitro recorre el mundo

Foto: Chiellini disputando un balón con Cristiano / Foto oficial de Juventus.

La conclusión del partido entre el Real Madrid y la Juventus ha generado escozor en el mundo del fútbol.

Luego de que el juego terminara en el Santiago Bernabéu, la acción sin duda más comentada ha sido la del penalti de Mehdi Benatia sobre Lucas Vásquez, que capitalizó Cristiano Ronaldo en marcador favorable en el global (4-3) al Real Madrid, justo en el último minuto de partido.

Han sido numerosas las reacciones, pero una de ellas ha quedado en la retina de los espectadores. Se trata del gesto del central de la Juventus, Giorgio Chiellini, en el que sugiere a Cristiano Ronaldo que se pagó dinero al árbitro para que se pitara el controvertido penalti.

Le pasó al Bayern el año pasado, este a nosotros y seguramente el próximo le pasará a otro (…) No sé si es falta de personalidad o exceso de protagonismo -del Real Madrid- pero salimos con la cabeza alta“, señaló el central italiano tiempo después de terminado el partido.

Estas son las imágenes:

Entre tanto, Cristiano manifestó: “No entiendo por qué protestan el penalti. Si no hacen penalti, Lucas hacía gol. Le da por detrás. Durante el partido Benatia y el resto ya habían dado patadas por detrás“.

Vea también: los titulares de la prensa española tras el partido (clic aquí).

Piden el VAR

Por otra parte, el presidente del club italiano Andrea Agnelli, reclamó por su parte la introducción del videoarbitraje (VAR): “Varios países han puesto en marcha el VAR. El sistema tiene que introducirse en Europa. Los árbitros de fondo no sirven para nada, hay que quitarlos y sustituirlos por el VAR“.

Pese a que la FIFA ya ha dado el visto bueno a la implantación del videoarbitraje y se utilizará en el Mundial de Rusia-2018, la UEFA no es tan receptiva a este sistema.

El árbitro no ha sabido controlar la situación. En el penal se ha equivocado y en la expulsión ha estado excesivo“, continuó Agnelli, que la tomó sobre todo con su compatriota Pierluigi Collina, responsable de los árbitros en la UEFA.

La vanidad del ‘designador’ acaba perjudicando indirectamente a los equipos italianos. Estas designaciones acaban siendo hechas para demostrar su imparcialidad“, añadió.