El Bayern Múnich, con la Bundesliga en sus manos

Foto: James celebrando un gol con el Bayern / AFP.

En el club alemán se encomiendan al juego organizado por James Rodríguez para definir el campeonato teutón.

El Bayern Múnich tiene esta vez el destino entre sus manos: Si gana el sábado en su desplazamiento a Augsburgo (10º) en el derbi de Baviera logrará su 28º título alemán, el sexto consecutivo.

Los bávaros encaran el desenlace de la Bundesliga después de haber logrado un importante 2-1 en Sevilla, el martes en la ida de los cuartos de Champions.

El director deportivo del club, Hasan Salihamidzic, tuvo de nuevo elogios para la actuación del colombiano James Rodríguez, que inició el partido en el banquillo y entró en el minuto 36 en sustitución del lesionado Arturo Vidal.

Ha vuelto a hacer un muy buen partido. Ha ordenado el juego y dado bueno balones. Le hace mucho, mucho bien a nuestro juego“, señaló sobre la estrella ‘cafetera’.

Tras el aperitivo del viernes, un duelo entre el Hanóver (13º) y el Werder Bremen (12º), esta 29ª jornada de la Bundesliga propone interesantes enfrentamientos, sobre todo para los equipos que luchan por estar en la próxima Liga de Campeones, los cuatro primeros de la clasificación.

El Leipzig (4º) recibe el lunes al Bayer Leverkusen (5º) y el Eintracht Fráncfort (6º) acoge el domingo al Hoffenheim (7º). Todos están en un radio de cinco puntos y pueden soñar con escuchar la sintonía de la Copa de Europa el próximo año.

Más sereno con sus cuatro puntos de ventaja sobre el Borussia Dortmund (3º), el renacido Schalke (2º) puede batir su récord histórico si logra una séptima victoria consecutiva el sábado en Hamburgo, colista y en pleno declive.

Plaza fuerte del fútbol germano durante décadas, el Hamburgo jamás ha descendido a la segunda división desde la creación de la Bundesliga en 1963. Actualmente tiene 7 puntos menos que el Maguncia, 16º, que jugaría una promoción con el tercero de la segunda categoría para guardar su plaza en la élite, cuando solo quedan seis jornadas para el final, por lo que necesita un milagro.

El Dortmund, por su parte, sigue alternando buenas actuaciones con claras decepciones. Contra el Stuttgart (8º), en el Signal Iduna Park, intentará lograr una victoria que permita a sus aficionados olvidar en parte el humillante 6-0 cosechado la semana pasada ante el Bayern Múnich. Y sobre todo sumar puntos para evitar salir del podio.

Con información de EFE.